El alcalde de Sada y el concejal representante en la comisión de Meirás
El alcalde de Sada y el concejal representante en la comisión de Meirás EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Sada ha presentado un voto particular al informe de la comisión de expertos designada por la Consellería de Cultura, y que presidió el catedrático de Historia Xosé Manoel Núñez Seixas. Concretamente, el municipio donde se ubica las también conocidas como Torres de Meirás discrepa de que se abra la puerta a una liquidación del proceso que suponga una indemnización de los gastos de mantenimiento que se puedan acreditar desde el 21 de noviembre 1975 hasta la actualidad.

En todo caso, el informe propone una acción reivindicatoria que implica que la Administración General del Estado debe presentar una demanda ante el Juzgado de primera instancia de Betanzos, partido judicial que le corresponde a Sada.

Al respecto, el regidor de este municipio ha considerado que "sí que se debe de iniciar de forma inmediata" esa demanda por parte del Gobierno del Estado, al que él mismo se dirigió también en días pasados para pedirle que en se considerase Meirás en la "solución conjunta" para la aplicación de la Ley de Memoria histórica.

"Esperamos que pase de una vez a lo público y poner fin a la vergüenza", ha señalado, por su parte, el concejal Francisco Montouto, miembro de la comisión.

BIC 2011, PUESTA EN VENTA Y PGOM

Las Torres de Meirás, inmueble al que después se le añadieron otras fincas expropiadas por las que algunas se ha documentado que nunca se pagaron, nunca fue de titularidad pública. El edificio pasó de la familia Pardo Bazán a Francisco Franco como particular, después de que una comisión -de la que formaban parte sublevados del régimen- recabase el dinero.

En febrero de este año, los herederos Franco puso a la venta en una web de inmuebles de lujo el pazo, si bien al ser un bien declarado de interés cultural (BIC) -en 2011-, la Xunta siempre tendrá prioridad de tanteo en caso de que apareciese un comprador.

Por el momento, no se conoce ninguna oferta para la adquisición del inmueble también conocido como las Torres de Meirás, al que posteriormente se le agregaron fincas expropiadas. Se da la circunstancia, de que el Ayuntamiento de Sada modificó el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de manera que no está permitido ningún otro uso que no sea el residencial particular, por lo que el pazo no puede convertirse en un establecimiento hostelero.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.