La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha visitado este lunes la zona desde donde arrancan los trabajos, que se van a extender durante un plazo de ejecución de cinco meses.

"En septiembre adquirimos el compromiso con los vecinos de soterrar esta línea de alta tensión, con una partida con cargo al Plan de Inversiones Sostenibles de 2017; nosotros dejamos el proyecto hecho y tenía que ser una realidad", ha destacado la regidora.

Así, ha detallado que la actuación consistirá en soterrar un tramo de 760 metros de línea área de doble circuito, ejecutando un trazado subterráneo de 800 metros, que discurrirá por los viales de la calle Doña Francisca Carrillo, calle La Parra y calle La Chumbera.

Además, se ejecutará la canalización para el soterramiento de la línea, las instalaciones y nuevos apoyos y regulación de los vanos existentes y se realizará el tendido y conexionado de la nueva línea subterránea.

La alcaldesa ha explicado que con esta actuación se van a liberar 44.000 metros cuadrados, entre los dos centros educativos y las zonas verdes por donde transcurren las líneas que se van a soterrar. "Los vecinos nos siguen pidiendo que se siga soterrando y el objetivo de este equipo de gobierno es continuar realizando los proyectos y asumir la eliminación de esas líneas de alta tensión, la prueba es que cuando las cosas se prometen, se cumplen, y hoy es una realidad", ha destacado.

Una realidad que ha agradecido el presidente de la Asociación de Vecinos Trapiche Norte, José Antonio Mateo, quien ha valorado el comienzo de la obra y ha destacado, no sólo el soterramiento de la línea de alta tensión, sino también las actuaciones realizadas por el Consistorio en esta zona de Marbella.

Así, ha indicado que "desde que ha llegado el equipo de gobierno, este barrio ha cambiado mucho, en acerado, iluminación y otras medidas; estamos muy contentos y sin su apoyo los vecinos no podríamos hacer nada. Son muchos años de reivindicaciones, que hoy se ven respondidas".

En esta misma línea se ha expresado el director del colegio Xarblanca, Antonio Casero, quien ha señalado que el soterramiento de las líneas de alta tensión es una petición extensible, no sólo al medio millar de alumnos que hay en este centro, sino también al resto de la comunidad educativa "que se ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones en el consejo escolar y que por fin hoy es un proyecto que se ha hecho realidad".

El Ayuntamiento elaboró en 2007 un plan de soterramiento de las líneas de alta tensión del municipio y desde entonces ya se han ejecutado las de las zonas de La Patera, Plaza de Toros, Huerta del Café y en la zona de Al-Andalus en San Pedro Alcántara.

Consulta aquí más noticias de Málaga.