Estas requisitorias, que hasta ahora eran órdenes de búsqueda de ámbito nacional, se sumarán a la orden de búsqueda y captura internacional que emitió en su momento el Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo, que fue "el primer juzgado que tenía una ejecutoria contra él".

Así lo han confirmado este lunes fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que han indicado que entre la ejecutoria y los procedimientos abreviados, en juzgados de Vigo hay abiertos unos 16 casos en contra de Costas.

Según han explicado estas mismas fuentes, a raíz de la detención del empresario el pasado viernes en Portugal por la orden del Penal número 3, los magistrados de los demás juzgados han consultado la situación y han decidido que "lo más conveniente" es emitir las órdenes internacionales. Estas requisitorias serán remitidas a Portugal, para que un juzgado luso decida sobre su extradición.

En caso de que el juzgado portugués autorice su extradición para que vuelva a Galicia, el juzgado vigués que se ocupa de su causa tendrá que pronunciarse, aunque previsiblemente debe ingresar en prisión, toda vez que estaba condenado por un fraude millonario.

MACROCAUSA

José Manuel Costas es considerado el cabecilla de la trama de Las 5 Jotas y, con una condena firme de seis años de cárcel, se fugó antes de ingresar en prisión hace casi dos años, en julio de 2016. A partir de ahí, se emitieron contra él órdenes de búsqueda a través de Europol e Interpol.

Aunque está relacionado directamente en casi una veintena de casos, en esta causa compleja y amplia por fraude millonario a través de facturas falsas también están implicados familiares suyos (su hermano está en prisión), otros empresarios y bancos. Así, la causa tiene muchas piezas separadas y alrededor del entramado se han celebrado numerosos juicios contra otras empresas.

De hecho, a finales de enero, el Jugado de lo Penal número 3 de Vigo dictó auto en un procedimiento derivado de la macrocausa de Las 5 Jotas para el ingreso en prisión de Fernando G.M., responsable de la consultoría Darzal, que fue condenado a 26 años y medio de cárcel por un delito continuado de falsedad en documento mercantil, y delitos contra la Hacienda Pública.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.