Al respecto, el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo, ha asegurado este jueves que se trata de un "hecho puntual", en relación a este supuesta fiesta con bebidas alcohólicas, que están prohibidas en las cárceles.

"Eso pasó hace más de un año", ha sostenido Ramón Carballo a raíz de una información que publica este jueves el diario 'El Progreso' con fotos incluidas.

La dirección de la prisión tuvo conocimiento de la supuesta fiesta "hace dos meses", debido a lo que se abrió una "investigación al funcionario, que estaba relacionado con esos hechos y se ha mandado a Madrid (Instituciones Penitenciarias)".

Este expediente se tramita en Madrid, ha apuntado, para insistir el subdelegado del Gobierno en Lugo en que se trata de un "hecho puntual" que se ha investigado también por parte de la prisión de Monterroso.

Además, Carballo ha confirmado que "se tomaron medidas provisionales con ese trabajador". "A partir de ahí se está a la espera del expediente que resuelva Instituciones Penitenciarias", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Lugo.