Estudio sobre infertilidad y obesidad de la Clínica Margen
Báscula. CLÍNICA MARGEN

Seis de cada diez ciudadanos españoles pesan más de lo que deberían, dos de ellos son obesos y el mapa de este problema de salud ha girado al norte. Asturias y Galicia encabezan estadísticas que solían liderar Canarias y Andalucía.

Javier Aranceta Bartrina, profesor de la Universidad de Navarra y uno de los principales especialistas del país en salud nutricional, ha presentado este martes los datos en Las Palmas de Gran Canaria, en un avance del estudio 'Epidemiología de la obesidad en España'.

Este informe ha actualizado los resultados obtenidos en 2005 y muestra una tendencia negativa: el porcentaje de personas con obesidad (masa corporal superior a 30) ha aumentado del 16 al 20%. Como aspecto positivo, Canarias ha logrado reducir sus tasas por primera vez en 30 años.

El comportamiento de las comunidades ha sufrido cambios: si entonces Canarias, Murcia, Andalucía y Galicia lideraban los índices de obesidad, actualmente son Asturias (25,5 % de la población), Galicia (25 %), Murcia (24 %) y Andalucía (24 %) quienes lo hacen.

Canarias (20 %) ha descendido hasta la quinta posición, gracias sobre todo a la mejora de los datos de su población femenina, reduciendo sus tasas entre cuatro y cinco puntos, tal y como señala a Efe el profesor Aranceta Bartrina.

Bartrina cree que esto revela que comienzan a calar en Canarias los esfuerzos que realizan las instituciones públicas y grupos de investigación como el de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Factores influyentes en la obesidad

Los responsables de este estudio recuerdan que son varios los factores que influyen en la obesidad: el repunte del paro y el empobrecimiento provocados por la recesión son algunos de ellos.

Aranceta Bartrina explica que a menos trabajo, menos actividad física y menos recursos disponibles. Y es en ese caso cuando se suele recurrir a "la comida chatarra", más barata que los productos propios de la cocina tradicional.

Para él, la solución recae en la educación, la promoción de la cocina tradicional y el trabajo conjunto con la industria alimentaria para que sus productos reduzcan su cantidad de azúcar, sal y grasas.

Buenos resultados en el noroeste español

Este estudio corrobora las estadísticas mostradas por parte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) en 2016. Los resultados contemplaban un descenso de las tasas de obesidad en  Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña y Baleares.