El secretario general de Podemos y portavoz en la Asamblea, Óscar Urralburu
El secretario general de Podemos y portavoz en la Asamblea, Óscar Urralburu CEDIDA

El secretario general de Podemos y portavoz parlamentario, Óscar Urralburu, ha asegurado que "la revolución feminista va a ser la revolución del siglo XXI", pero no de banderas, sino de actitudes culturales, "todos nos tenemos que implicar en un liderazgo colectivo y compartido".

Las políticas públicas ya no se pueden entender desde la abstracción de la Administración pública, "ha de ser de los cuidados", ha defendido; así que cuando invertimos en educación infantil, por ejemplo, "estamos invirtiendo en políticas feministas", en políticas de fomento de la familia, "en la que la protagonista fundamental es una mujer que no puede tener hijos porque el mercado laboral se lo impide".

Así opina que PSOE y Podemos "tenemos que liderar el cambio político feminista en este país". Es una cuestión de generación: mujeres jóvenes, modelo laboral, modelo de políticas públicas y cuidado de nuestros mayores. "Nuestro futuro dependerá de las políticas de igualdad", ha resaltado en una entrevista concedida a la agencia Europa Press.

Otro problema a atajar "por ser un reto de país" es la despoblación rural, "se está abandonando el campo", por lo que "tenemos que prestar atención al campo con políticas de protección social y el fortalecimiento de la posición de la mujer en el ámbito rural".

"Cómo podemos plantear que una mujer salga de su casa a trabajar si no tiene apoyo desde las administraciones públicas, ni donde dejar a sus hijos, o le sale más barato quedarse en casa que dejar a sus hijos en una escuela infantil", se pregunta. "Esto no puede ser", resalta, "tenemos que interiorizar que la política de cuidados tiene que ser fundamental y hay que hacerlo primero en las zonas rurales".

Las políticas, ha proseguido el líder de la formación morada en la Región, "tienen que ir orientadas a paliar la pobreza infantil, hablamos de apoyo a los menores y a las mujeres", porque "una enorme vinculación de la pobreza infantil es la tasa de mujeres con salarios precarios o desempleo", por supuesto, "familias monoparentales y monomarentales", ha enfatizado.

Por tanto, ha sostenido el secretario general de Podemos, "hay que hacer una política feminista clave en los próximos años", de apoyo a las mujeres, a las familias con un solo progenitor y al empleo femenino.

Urralburu sostiene, además, que hay que vincular la pobreza infantil, -con el 39 por ciento de los niños de la Región en esta situación-, con la brecha salarial, poniendo de ejemplo la crisis actual con las limpiadoras de la Comunidad Autónoma.

Y es que, ha recriminado, "cuando la Comunidad recorta políticas públicas, recorta en partidas destinadas a los servicios de limpieza en los edificios públicos, sacando concursos más restrictivos a la baja, con lo que se bajan los salarios a los trabajadores", que casualmente "en el 95 por ciento de los casos son mujeres, sufren recortes de salario de recortes de jornadas y muchas de ellas son madres solteras", con lo que "la tasa de pobreza infantil crece".

De hecho, ha lamentado, "es normal que la brecha salarial en la Región esté en el 36 por ciento, frente al 23 por ciento de la media, porque los recortes se centran en los sectores más feminizados", lo que ocasiona que crezca la brecha salarial y automáticamente la pobreza infantil.

"Puede parecer un disparate", ha continuado, "por ello pedimos pliegos de concurso sociales y que las empresas no puedan competir bajando los salarios" o se revierta el servicio a servicio público, "que se lo quede la Administración y no haya beneficio industrial, para que ese 20 por ciento se vaya a salarios".

Por lo que, en su opinión, "todas las políticas públicas en términos laborables tiene que ir por la vía del refuerzo de las condiciones de trabajo de las mujeres", atender a la brecha salarial y la reforma laboral, "que ha precarizado mucho el empleo".

MEJORAR LA CALIDAD DEL TRABAJO

"No puede ser que en el último año la Región haya reducido el desempleo un 0,68 por ciento", 4.000 puestos de trabajo en términos absolutos, "que se han distribuido en un millón de contratos, esto son 350 contratos al día y significa que te contrato hoy para despedirte mañana, te vuelvo a contratar pasado mañana y te despido al siguiente; es un disparate".

"Estamos precarizando el mercado, no se pueden solventar los problemas de las familias si no mejoramos la calidad del trabajo en la Región" para lo que hace falta una retrospectiva previa a la reforma laboral del PSOE del año 2010 y la del PP del 2012, "estamos enquistados".

Urralburu ha sumado a esto la situación financiera de la Comunidad, "vamos a las elecciones de 2019 con 10.000 millones de euros de deuda", cuando en 2009 era de 500 millones, algo que, en su opinión, "solo puede solucionarse cambiando el modelo de financiación autonómico, asumiendo que la distribución de los recursos tiene que ser distinta" porque la diferencia entre CCAA es "enorme".

"Tenemos un paro juvenil del 38 por ciento", a pesar de que ha bajado, "hace dos años era del 52 por ciento", según datos de la EPA, "y esto es un problema estructural". La densidad poblacional "exige una mayor inversión en personal y eso no se nos compensa", el sistema es "injusto", pues "Murcia percibe entre 400 y 650 euros por habitante y año menos que otra CCAA uniprovinciales como Asturias, La Rioja o Cantabria".

Esto es "insostenible", cambiar el modelo de financiación autonómico es "clave" para poder abordar políticas nuevas a partir del año 2019". A su juicio, "hay que retomar la Comisión de expertos y reformular los criterios de partida restrictivos, planteados en julio de 2017, por Cristóbal Montoro".

GOBIERNO DE CAMBIO, CON MUCHAS VOCES, PARA 2019

Urralburu se ha mostrado, asimismo, convencido de que el próximo Gobierno regional que salga de las urnas de 2019 "será un gobierno de cambio, de muchas voces". "Hemos dado en la Región de Murcia muestras de sobra de capacidad de diálogo, de consenso, y de saber fijar límites para decir que sí o no".

"Nos presentamos a las elecciones para el gobierno", ha afirmado, y es que, acentúa, "había encuestas hace un año que no nos alejaban tanto de eso", partiendo del hecho de que en 2019 "nadie tendrá mayoría, habrá que pactar y estamos dispuesto", aunque habrá que ver el eje del pacto, "la continuidad o el cambio".

"Sabemos que tendremos que pactar con el PSOE", ha señalado Urralburu, antes de conocer los resultados de la encuesta del Cemop, que convierte a Ciudadanos en la primera fuerza política de la Región con el 31,3 por ciento de los votos y 16 diputados de los cuatro actuales, "pero si los socialistas eligen otros actores, nos estarán escobando hacia la derecha".

Consulta aquí más noticias de Murcia.