Echo gorila Bioparc Fuengirola
Echo gorila Bioparc Fuengirola BIOPARC FUENGIROLA

Desde diciembre del pasado año el parque malagueño está trabajando para adaptar sus instalaciones y, al mismo tiempo, realizando programas de introducción y adaptación de nuevos miembros para el grupo reproductor de gorilas asignado tras la pérdida de Ernst, dada su avanzada edad.

Bioparc Fuengirola lleva desde 2004 colaborando en la conservación de la especie, año en el que recibió un grupo no reproductor formado por dos hembras y un macho. Tras la pérdida del macho, Ersnt, el coordinador europeo del programa de conservación asignó al parque malagueño la responsabilidad de acoger un grupo reproductor y afrontar un papel activo en el programa.

Según han explicado desde Bioparc Fuengirola, para el traslado de Echo parte del equipo del parque viajó donde se encontraba el gorila y durante una semana recopilaron toda la información que pudiera ser de interés para el manejo diario del animal, desde que sus gustos, hasta sonidos pudieran darle miedo o su verdura favorita.

A su llegada, el equipo de zoología y veterinaria ha desarrollado un programa de adaptación a través de entrenamientos médicos así como la presentación e introducción con quien será su primera compañera en el parque malagueño, Kim, una gorila de 48 años.

Los traslados de animales zoológicos en Europa están coordinados por la Asociación Europea de Zoos y Acuarios, máxima autoridad europea en la conservación ex situ de especies amenazadas. A través del programa de conservación y reproducción de gorilas de costa, el organismo recoge recomendaciones para que ambos parques, tanto el emisor como el receptor, hayan podido trasladar a Echo y éste haya podido adaptarse rápidamente.

Fomentar la educación, promover hábitos sostenibles con el entorno o concienciar sobre la necesidad de conservar el planeta y sus habitantes, están entre los objetivos que se propone Bioparc Fuengirola con cada visitante que accede al parque.

Además, el parque malagueño trabaja en la conservación ex situ de especies amenazadas y, a través de la Fundación Bioparc, colabora de forma activa en más de 20 programas de conservación in situ alrededor del mundo, entre los que destaca la colaboración con el Proyecto de conservación en el bosque Ebo, en Camerún, donde habita una población de gorilas críticamente amenazada.

Este grupo de gorilas, han asegurado, fue avistado por primera vez en 2002 totalmente separado de las principales poblaciones de gorilas, por lo que se podría tratar, incluso, de una subespecie totalmente nueva.

En este punto, desde Bioparc Fuengirola han subrayado que la conservación de especies es vital para el equilibrio de los ecosistemas, señalando que la desaparición de especies provoca desequilibrios en los mismos y termina transformándolos.

El gorila es una de las diez especies de primates más amenazadas del mundo, por tanto, el compromiso del parque malagueño en la conservación de la especie es total, al igual que con otras especies con las que trabajan, han destacado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.