El acusado de acuchillar y matar a su ex novia de 45 años a las puertas del centro de Cruz Roja de la capital grancanaria en mayo de 2006, que fue detenido días después en La Gomera, será juzgado mañana por un jurado popular en la Audiencia de Las Palmas.

El presunto agresor, Giuseppe Massimo Chindamo, de nacionalidad italiana y de 55 años, se enfrenta a una pena de 20 años y once meses de prisión por los delitos de asesinato y quebrantamiento de condena, respectivamente, según las conclusiones provisionales del fiscal.

Ya tenía una condena por maltrato

El acusado había sido condenado un mes antes a diez meses de prisión por los delitos de maltrato en el ámbito familiar y de amenazas leves a su ex novia, María Elena Pedraza Velázquez, natural de Colombia, a quien se le prohibió acercarse durante dos años y portar armas, después de que ella presentara una denuncia contra él.

El fiscal solicita además 100.00 euros de indemnización

El fiscal, quien considera que concurre el agravante de parentesco, solicita también el pago de una indemnización de 100.000 euros al padre de la víctima, de 88 años, pues dependía económicamente de ella.

Según el relato del fiscal, Massimo Chindamo había deambulado días antes del suceso por los alrededores del domicilio de su ex novia para conocer sus movimientos y el día 9 de mayo la vio entrar en las dependencias de Cruz Roja, donde había sido citada por motivos laborales.

El homicidio

El acusado, que llevaba escondido un cuchillo en un jersey, se acercó a su víctima con intención de acabar con su vida y tras intercambiar unas palabras con ella comenzó a gritar al tiempo que su ex novia avanzaba hacia el centro.

El acusado corrió tras ella y la ex novia intentó zafarse sin éxito de su presunto agresor, que sacó el cuchillo y se lo clavó por detrás y sucesivas veces cuando ella subía las escaleras de acceso al centro.

María Elena Pedraza murió media hora después en el Hospital Doctor Negrín de la capital grancanaria.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.