Gatos con una sola vida
Uno de los felinos muertos en el barrio de Ayora (Paco Llopis).
Nácar y Lara, así se llaman las dos gatitas de Carmen Llagues. Llevan desaparecidas desde hace unas semanas. No son las únicas, puesto que otros vecinos del barrio de Ayora, como Antonio Hernández o Susi, también han perdido a sus gatos.

La protectora de animales de Valencia tiene encendida la luz de alarma, ya que «hace un tiempo el barrio sufrió una oleada de desapariciones de gatos y tuvieron que personarse agentes de la Policía para investigar el caso».

Aun así, el miedo que tienen los dueños de los felinos es enorme porque, como comprobó 20 minutos, hay animales muertos en algunas de las terrazas de los edificios de las calles Juan Bautista Perales, José Aguilar y Francisco Bellvis.

Fina H., una vecina que reside en uno de los bloques en los que se han localizado gatos muertos afirma: «Hace tiempo que no se ven por el barrio, no sé si es por el frío que hace, que se refugian, o porque alguien los está matando con veneno».

El caso se investiga

En uno de los edificios en los que se han encontrado felinos en avanzado estado de descomposición, los vecinos hallaron también pescados con fuerte olor a pesticidas, así como trozos de mortadela en mal estado.

A este respecto, desde la protectora de animales señalan que van a estudiar detenidamente el caso para determinar por qué están volviendo a desaparecer los gatos en la misma zona.