Playa Palma.
Playa Palma. AYUNTAMIENTO DE PALMA - Archivo

Un ciudadano alemán de 17 años resultó apuñalado el pasado domingo tras subirse a lo alto de un castillo de arena en Playa de Palma. El propietario de la escultura se enfadó al ver que destrozaba su obra y le clavó a la víctima un rastrillo metálico.

El menor herido iba acompañado de otros dos turistas. Se subió a la escultura a las siete de la mañana y bajo los efectos del alcohol.

El autor de la obra en arena estaba durmiendo en una tienda de campaña junto al castillo y se percató de lo que sucedía y decidió actuar.