¿Falda o pantalón? Esta pregunta ni siquiera se plantea en la mitad de los centros concertados que mantienen la costumbre del uniforme escolar entre sus alumnos. La respuesta es común. «La falda es obligatoria para las niñas y el pantalón para los niños», según responden a 20 minutos los centros consultados.

Así, las prendas de vestir están claramente marcadas y no se da opción a las niñas de poder usar pantalones como al resto de sus compañeros. La botella puede verse medio llena o medio vacía, ya que la otra mitad de centros que usan uniforme en la ciudad da a los padres y a las alumnas la elección de decidir la prenda que quieran ponerse, bien la falda, bien el pantalón.

Es lo que ocurre en centros como Los Trinitarios, La Salle o Jesús Nazareno, por citar algunos. También hay que destacar que un tercio de los colegios concertados en la capital ni siquiera obligan a sus alumnos a acudir a clase uniformados y pueden vestirse como les venga en gana o con las prendas que elijan sus respectivos padres.

No se puede obligar

A pesar del celo que se pone desde la dirección de los centros a la hora de recalcar que el uso de la falda «es de obligado cumplimiento», la realidad es que no existe ninguna normativa que obligue a los padres a vestir a sus hijos con los uniformes pactados por los consejos escolares.

«Cualquier padre que no quiera llevar a su hijo de uniforme no está obligado», según informan fuentes de la Consejería de Educación , que añaden que no hay legislación en torno a la utilización o imposición de estas prendas.

El precio de un uniforme colegial ronda entre los 65 y los 150 euros en Córdoba

El precio medio de un uniforme escolar varía según cada colegio. Cada centro tiene un número de piezas que conforman el atuendo de los escolares.

Una equipación de tres piezas básicas: camisa, blusa, falda o pantalón, puede constar en torno a los 65 euros, mientras que un uniforme más completo y que incluya un jersey y otro tipo de prendas ronda los 150 euros.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA