El director de 'Los Increíbles 2' nos explica por qué decidió no envejecer a los personajes

  • Brad Bird, el director de 'Los Increíbles 2', contó a '20minutos' los entresijos de la película.
  • El filme, precedido por el cortometraje 'Bao', verá la luz en España el próximo 3 de agosto.
Escena de 'Los Increíbles 2' con la familia al completo.
Escena de 'Los Increíbles 2' con la familia al completo.
Pixar
Después de presentarnos los superpoderes de Jack-Jack en el primer teaser tráiler de la película, Disney acaba de lanzar otro adelanto con la familia de superhéroes al completo y otros personajes secundarios como Frozone y Edna Mode.

Aunque ya hace catorce años del estreno de Los Increíbles, para Bob y su familia no ha pasado el tiempo. De hecho, esta secuela empieza justo donde terminó la primera película, con el enfrentamiento contra El Socavador.

A partir de ahí, todo será nuevo, con Helen ejerciendo de superheroína estrella mientras Mr. Increíble se queda en casa cuidando de los niños y haciendo las tareas del hogar.

Al frente vuelve a estar Brad Bird (El gigante de hierro, Ratatouille, Misión Imposible 4), quien explicó a 20minutos, durante una visita a los estudios Pixar, que el protagonismo de Elastigirl no está relacionado con la actual atmósfera de reivindicación del empoderamiento femenino. "Algunas personas han comentado que hemos orientado esto hacia el movimiento Me Too, pero la realidad es que tuve esa idea justo después de acabar la primera película", explica. El cambio de roles entre Bob y Helen y la exploración de los poderes de Jack-Jack, el bebé, estaban en el germen de esta secuela hace ya más de una década.

Otro de los primeros impulsos de Bird fue envejecer a los personajes, pero en seguida se dio cuenta de que "esa idea apestaba". Para explicarlo mejor, el cineasta recuerda los orígenes de los personajes. "Cuando comencé a trabajar en la primera película, fui a una tienda de cómics, y pensé: 'Tengo que imaginar nuevos poderes'. En media hora me di cuenta de que todo se había hecho ya, pero tuve una epifanía. Me di cuenta de que no me interesaban los poderes, lo que me gustaba era la idea de una familia con una razón para ocultar sus poderes".

Lo siguiente fue elegir los poderes para cada uno según quiénes eran en la familia. "Siempre se espera que los hombres sean fuertes, por lo que a Bob le di una gran fortaleza. Las madres son capaces de estirarse y hacer un millón de cosas a la vez, así que hice a Helen elástica. Los adolescentes son inseguros y están a la defensiva, así que a Violet le di campos de fuerza e invisibilidad. Los niños de diez años son bolas de energía que no se pueden detener, y los bebés son un misterio, tal vez no tengan poderes, tal vez los tengan todos, no lo sabemos", cuenta.

A Bird le encanta la idea de que el pequeño Jack-Jack sea como "una especie de navaja suiza de poderes", algo que le recuerda a "la forma en que los bebés pueden captar los idiomas con facilidad". También le gusta que el público conozca ese secreto pero no su familia. Envejecer a los personajes habría arruinado todos estos significados.

"La percepción de esos períodos de tu vida desaparece una vez que los superas. No estoy interesado en Jack-Jack en edad universitaria. En términos de interés, sigue siendo más icónico si todos mantienen la misma edad. También fui consultor creativo en las primeras ocho temporadas de Los Simpson, y no crecer funcionó bastante bien para ellos", bromea.

En cuanto a los temas a tratar, mientras que en la primera película se tocaban asuntos como la crisis de la mediana edad o cómo los adolescentes ven el mundo, aquí se exploran aspectos como los roles de hombres y mujeres: la importancia de que los padres colaboren en casa, conseguir que las mujeres se expresen a través del trabajo y se sientan autorrealizadas, las dificultades de la paternidad y la crianza de los hijos como un acto heroico... También se tocan otros asuntos como los peligros de uestar controlados por las pantallas.

Pero todo esto es secundario para Brad Bird. "Todas estas cosas están en esta película pero, si me pongo a seleccionar una de ellas y digo 'esta película trata sobre esto', no te estoy dando una imagen precisa de la película. Hace que parezca que estamos tomando brócoli y no postre. Y no me importa la nutrición, pero me gustaría tenerla en el postre, si es posible", explica Bird, dando a entender que para él no hay una prioridad mayor que entretener y que todo lo demás, aunque interesante y enriquecedor, es secundario.

Los Increíbles 2 –que se estrenará el 3 de agosto precedido por el sorprendente cortometraje Bao– verá la luz en un momento de saturación superheroica, pero lo hará con su sello: "Aquí lo que importa, por encima de los superpoderes, es la familia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento