(1.025.454 euros) a través del Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles 2017.

El plazo de ejecución está ahora fijado en 180 días, aunque se rebajará en las ofertas y se actuará en el tramo comprendido entre las calles Blanca Paloma y Miguel Bueno hasta la glorieta que da acceso a la A-7, según han informado desde el Ayuntamiento de Fuengirola a través de un comunicado.

En este punto, ha recordado que esta vía es una de las principales arterias de comunicación de Fuengirola, ya que sirve para enlazar el centro de la ciudad con la A7. Por ello, el Consitorio se puso manos a la obra hace más de un año para dotar a este importante vial de una imagen moderna y abierta, donde el peatón tiene un papel protagonista sin ir en detrimento de los vehículos.

La obra se ejecutó en una primera fase, más concretamente entre el Paseo Jesús Santos Rein y calle Blanca Paloma, pero aún queda un tramo por reformar y es lo que el Consistorio ha sacado a concurso; la renovación hasta la rotonda que da acceso a la A-7, manteniendo los carriles de circulación actuales e incluso aumentando las plazas de aparcamiento.

El proyecto de esta segunda fase fue aprobado por Decreto de Alcaldía el pasado 9 de mayo y ese mismo día se incluyó en la Plataforma de Licitación Electrónica y en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Por otro lado, han explicado que la remodelación de la avenida Alcalde Clemente Díaz Ruiz, segunda fase, comprende la renovación integral -infraestructuras soterradas y en superficie- del vial en el espacio comprendido entre el cruce con calles Blanca Paloma y Miguel Bueno hasta la rotonda que da acceso a la A-7.

Así, se va a actuar en un tramo de 425 metros lineales y en una superficie de 9.750 metros cuadrados. Al contrario que en la primera, la mediana no será un bulevar transitable, sino que se renovará y se le dará una nueva imagen acorde con el resto de la calle, ya que se colocarán palmeras y césped artificial para mejorar el aspecto y la visibilidad.

Consulta aquí más noticias de Málaga.