El proyecto tiene como objetivo que los trabajadores de las empresas que se acojan al programa puedan dejar de fumar definitivamente y, si lo consiguen, podrán ahorrarse los gastos del tratamiento, que irán a cargo de las empresas.

La iniciativa, que llega en el Día Mundial sin Tabaco, celebrado este jueves, se iniciará como prueba piloto en las próximas semanas y estipula que el empleado que quiera dejar de fumar irá a una farmacia donde le valorarán su grado de dependencia al tabaco y le aconsejarán un tratamiento a seguir, que tendrá una duración de entre dos y tres meses.

Consulta aquí más noticias de Girona.