Cospedal
Cospedal EUROPA PRESS/PP - Archivo

En un artículo de opinión remitido a los medios, recogido por Europa Press, ha asegurado que "hay mucho por lo que enorgullecerse de Castilla-La Mancha y, sin embargo, es mucho lo que se suele hablar de todo lo que sigue lastrando a nuestra sociedad".

Ha mencionado "el paro, el déficit descontrolado, los problemas en la prestación de servicios elementales como la educación o la sanidad",

que, a su entender, "por desgracia, y una vez más, Castilla-La Mancha ha caído al fondo de los indicadores económicos".

"Eso es injusto para el conjunto de los castellano-manchegos. Porque no es lo que somos. Esta región ha demostrado que sabe salir de las peores situaciones. En mitad de la crisis económica y social más dañina de la democracia, los castellano-manchegos demostraron hace unos pocos años que no tienen por qué conformarse con estar a la cola de la España de las autonomías", ha afirmado.

Se ha preguntado "por qué la región no puede liderar también en lo positivo" como lo hizo "entonces", cuando "Castilla-La Mancha dejó claro que también puede revertir la tendencia del pesimismo. Solo tenemos que recuperar la confianza de toda una sociedad en su capacidad de superación", ha aseverado.

Por ello, ha abogado por "bajar el paro a mayor velocidad que la media nacional, respetar la estabilidad de las cuentas como primer paso de competitividad y de gestión eficaz de los recursos públicos, apostar con el campo contando con los que trabajan en ese mismo campo y se aprobar reformas al mismo tiempo que se impulsa la economía". "No hay que darse por vencido antes de intentarlo", ha afirmado.

Apela la presidenta del PP en la región a convencerse de que Castilla-La Mancha "es todo eso y que podemos ser mucho mejores", con "la confianza como primer paso para contar con una región de futuro", contando "con todos y cada uno de los castellano-manchegos". "Solo así podremos dejarles en herencia una región digna a nuestros hijos y nietos. Las exclusiones y el sectarismo nunca han traído nada de provecho a las sociedades. Solo excusas y oportunidades perdidas", ha señalado.

HABLAR DE ORGULLO NO SOBRA

Para Cospedal, en celebraciones de este tipo "puede antojarse como un argumento recurrente hablar de orgullo", pero cree que "nunca sobra subrayar aquello que distingue porque es la base para seguir avanzando".

Ha felicitado a todos los castellano-manchegos y ha destacado "la valía personal de todos y cada uno de sus habitantes para convertirse en un auténtico foco de atracción económica, social, de convivencia y desarrollo".

Asimismo, no ha querido olvidarse del sector primario agrícola y ganadero, "a ese campo nuestro que ha evolucionado junto con el siglo XXI y que ha dado una lección de adaptación a los nuevos tiempos".

"El mayor viñedo del mundo, el eje ineludible de las comunicaciones de la península ibérica, la tierra de emprendimiento y esfuerzo diario, los parques naturales, la gastronomía, una industria pujante y diversificada, han sido algunos de los elementos que Cospedal ha mencionado para ensalzar los valores de la región.

También se ha detenido, en las "ciudades patrimonio", en el papel como "embajadores del Quijote, el mayor exponente de las letras y artes españolas, el monarca absoluto y eterno de la lengua española". "Somos tradición y hemos demostrado que no le tenemos miedo a la novedad, a la modernización integral de toda nuestra sociedad".

"Estoy convencida de que hay un proyecto de éxito en cada castellano-manchego. La prosperidad es posible si se trabaja por ella y se trabaja con el interés general como único requisito", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.