Jesús Fernández Vaquero
Jesús Fernández Vaquero EUROPA PRESS/CORTES - Archivo

Con motivo del Día de Castilla-La Mancha, en un artículo de opinión, recogido por Europa Press, ha recordado que este año se conmemora el 40 aniversario y el 36 aniversario de "dos acontecimientos que han sido claves" para España y Castilla-La Mancha, y "de los que emana el mayor periodo de progreso económico, social y político de toda nuestra fértil historia", esto es, la aprobación de la Constitución Españolay del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha.

Señala que en estos tiempos "conviene recordar, sin complejos y con toda la fuerza democrática del mundo, que democracia es respetar y hacer respetar la ley, porque sin ley no hay democracia, ni libertad ni paz ni convivencia".

Por ello, ha destacado que "Castilla-La Mancha siempre ha sido, y será, leal a España", pues, ha rememorado, "cuando Castilla-La Mancha comienza a andar el presente era frágil y el futuro, inseguro e incierto".

"La única certidumbre era que nacíamos para ser más de lo que habíamos sido hasta ese momento, inaugurando este regionalismo castellano-manchego entendido como el sentimiento y el amor por Castilla-La Mancha y el compromiso de los castellano-manchegos con su tierra, pero con lealtad a España", ha afirmado.

"NO MIRAR POR ENCIMA DEL HOMBRO"

En la misma línea, ha señalado que Castilla-La Mancha "no nació para reinventar la historia ni mirar por encima del hombro a nadie, ni siquiera de reojo" ni tampoco la región quería que "la autonomía para perjudicar al conjunto ni para exhibir competencias o presumir de historia o rancio abolengo".

A juicio del presidente del Parlamento castellano-manchego, "la integridad territorial y la unidad de España son una de las urgencias que tenemos", pero, ha afirmado, "no son menos inminentes otras obligaciones que también necesitan el cuidado de los poderes públicos y responsables políticos".

Ha mencionado "trabajo digno para todos y especialmente para los jóvenes; la defensa del agua; las angustias de los parados de larga duración; de los mayores de 55 años que no tienen horizonte, de las mujeres; de los trabajadores que, aun teniendo empleo, no les alcanza para llegar a fin de mes; de la siniestralidad laboral, de la desigualdad; de los dependientes y pobreza infantil o del sostenimiento de las pensiones".

Respecto al agua, ha mencionado que "Talavera de la Reina -Castilla-La Mancha- y el río Tajo son indisociables". "Necesitamos el agua para nuestro desarrollo: para nuestra industria, para nuestra agricultura y ganadería y para nuestro medio ambiente".

Pero, señala Vaquero, "igual que el agua se acaba, el tiempo se agota", por lo que ha considerado "imprescindible que nos demos prisa para alcanzar un pacto nacional o de estado por el agua, porque si no lo hacemos ya, corremos el riesgo de que este pacto llegue cuando no haya nada sobre lo que pactar, cuando hay no hay agua".

"Por eso es tiempo de encontrar, como sea, espacios de entendimiento y diálogo, muy especialmente en estos momentos, porque se trata de Castilla-La Mancha. Estoy convencido de que desde Castilla-La Mancha trabajaremos para satisfacer estas necesidades y para hacer de España un país más moderno y justo", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.