Museo de Santa Cruz, Toledo
Museo de Santa Cruz, Toledo TURISMOCASTILLALAMANCHA - Archivo

En nota de prensa, subraya que el patrimonio cultural de Castilla-La Mancha figura entre los "más amplios y valiosos" de España, pero que la región es la comunidad autónoma que dedica "menos porcentaje" de su presupuesto a gestionarlo, preservarlo y ponerlo en valor. "Es urgente abordar por qué nuestra región no atiende como es debido su extraordinaria riqueza cultural."

El Colectivo de Cultura de la FSC-CCOO de Castilla-La Macha repasa la evolución histórica de la gestión del patrimonio en la región hasta la situación actual, donde aprecia "graves carencias de personal, medios materiales y de marcos normativos, tres elementos fundamentales de cualquier organización que en nuestra administración autonómica brillan por su ausencia".

En lo que respecta al personal, el sindicato recuerda que en octubre pasado presentó a la Junta un informe sobre la RPT de la Viceconsejería de Cultura en el que señala que las plantillas de bibliotecas y archivos son adecuadas, pero en los museos faltan conservadores y restauradores, técnicos, profesionales dedicados a la difusión, personal de sala, de seguridad y, en algunos, hasta de mantenimiento y limpieza. "Tampoco hay ni un restaurador en el Centro Regional de Restauración, pese a su nombre".

"También faltan, tanto en los servicios centrales como en los periféricos, técnicos de patrimonio y arqueólogos. No hay tampoco no una sola plaza de paleontólogos; solo una de antropología en toda Castilla La Mancha, y ninguna de técnico en estas dos últimas áreas", apunta.

En cuanto a los marcos normativos, CCOO advierte que pese a que la región fue la primera comunidad autónoma en dotarse de una Ley de Patrimonio "jamás ha contado con los reglamentos de desarrollo; lo mismo que la Ley regional de Museos". "Sin normativa de desarrollo, las leyes son sólo papel mojado".

CCOO también cuestiona el convenio Junta-Estado sobre patrimonio, de 1983 y aún vigente pese a que "ninguna de las dos administraciones se ha sentido nunca cómoda y en vez de colaborar y sumar presupuestos para establecer servicios públicos de calidad, se ignoran o se miran con recelo".

Igualmente, el sindicato advierte que no hay "sistematización, método ni coherencia en la organización de las tareas de la Viceconsejería". "Es imprescindible contar con unos mínimos protocolos de actuación, dejando de improvisar y de actuar en función de la decisión arbitraria del responsable político de turno", añade.

Sobre las carencias presupuestarias, CCOO señala que el Presupuesto de la Junta para 2018 destina un escaso millón y medio de euros para inversiones a gestionar por la viceconsejería de Cultura; cuantía que contrasta con el presupuesto de la 'Fundación Impulsa', que en 2017 ascendió a 5.577.290 euros, incluyendo gastos de personal, 15 personas.

Esta Fundación, advierte CCOO, está asumiendo competencias que debería ejercer la Administración, desde la contratación del personal de los Museos de las Ciencias y de Paleontología de Cuenca a la organización de actividades y exposiciones y restauración de bienes culturales.

El sindicato cuestiona que esta Fundación se financie "casi exclusivamente" con recursos públicos, "cuando la justificación de su existencia debería ser la captación de fondos de patrocinadores y donantes privados. No podemos sino rechazar un modelo así para la gestión de nuestro patrimonio."

"Modelo de gestión cultural que, además, se basa fundamentalmente en la celebración de costosos acontecimientos, espectáculos rimbombantes e inauguraciones pomposas; mientras museos, parques y yacimientos arqueológicos, edificios, monumentos y patrimonio mueble, sobreviven a duras penas sin personal y sin presupuesto. Y no nos podemos permitir perder más tiempo. Necesitamos un Plan con objetivos claramente definidos".

Bajo su punto de vista, la "buena noticia" es que el Plan Estratégico ya está hecho, "solo habría prescindir de la versión que se presentó a los medios y se colgó en la web, que supone una simplificación del contenido y un vaciamiento total del valor del trabajo aportado para su elaboración por los profesionales de cada campo".

"Somos conscientes de que estamos en un momento de escasos recursos económicos, tanto más escasos ante la magnitud de los destrozos de la pasada legislatura pendientes de revertir. Pero en lo tocante a la gestión del patrimonio cultural, el verdadero problema no es tanto la falta de presupuesto -que también-, como la ausencia de voluntad política", subraya el sindicato.

La FSC-CCOO de Castilla-La Mancha anuncia finalmente que está preparando para el próximo otoño una jornada de reflexión y debate sobre estas cuestiones, "con el objetivo, la ambición y la esperanza de conseguir que también el Gobierno regional

empiece a tomarse en serio sus obligaciones y responsabilidades en esta materia".

Consulta aquí más noticias de Toledo.