Los sindicatos CUT, CGT, STEG, Sindicato Ferroviario, SAGAP y el Sindicato de la Elevación se han desvinculado de la convocatoria de huelga general convocada por la CIG para el próximo 19 de junio porque entienden que no se dan las condiciones "subjetivas" para respaldar una movilización que creen más encaminada a realizar "una manifestación" que "a parar el país".

El comunicado ha sido presentado este jueves en Santiago con representación de las centrales firmantes, que creen que la convocatoria de la CIG "no reúne las condiciones y las garantías necesarias" para ser "catalogada" como una huelga general.

De este modo, indican que son partidarios de la "necesidad" de realizar una huelga general, pero la convocatoria de una huelga conlleva un trabajo de contactos previos "entre organizaciones sindicales, colectivos, plataformas y movimientos sociales" para que se sumasen a la movilización y que no se produjo en esta ocasión. "En este caso la huelga deja de ser un instrumento de la clase trabajadora para convertirse en el instrumento de unas siglas", añaden.

Por lo tanto, consideran que, al no contar con ese "trabajo previo", la de la CIG "no reúne" las condiciones que permitirían "paralizar el país y los sectores productivos pues pretende que no haya convocatoria conjunta de todos los sindicatos, ni manifestación conjunta" porque "ya determinaron todas los condicionantes".

CRÍTICAS A LAS "CONDICIONES SUBJETIVAS"

"Las condiciones objetivas para convocar una huelga son evidentes, hoy igual que hace varios años, pero las condiciones subjetivas no lo son", señala el comunicado conjunto, en el que añaden que "hay escaso margen para informar y movilizar los centros de trabajo" teniendo en cuenta que la huelga fue anunciada a apenas mes y medio de su celebración.

Por lo tanto, los "sindicatos alternativos", como se autodenominan en el comunicado, entienden que la convocatoria de la CIG "parece tener más que nada la intención de hacer una manifestación ese día y no parar el país".

"Para nosotros, la huelga es un instrumento de lucha para dar un salto hace adelante, una movilización mal convocada, igual que una huelga mal convocada, puede convertirse en nefasta para los intereses del pueblo y de la clase trabajadora, puede ser incluso antisindical", inciden.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.