Asamblea General de Fedeto
Asamblea General de Fedeto FEDETO

El presidente de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), Ángel Nicolás, ha advertido este miércoles que "toca" flexibilizar "de una vez" la normativa reguladora del empresariado, convencido de que "el gran reto del legislador" es actualmente "ajustar sus leyes para que estas favorezcan la creación y mantenimiento de las empresas y la creación de empleo".

Durante su intervención en la Asamblea General 2018 de Fedeto, Nicolás ha manifestado la sociedad "tiene que convencerse que sin la empresa no es posible ninguna mejora ni económica ni social", convencido de que "si algo ha demostrado" la crisis "es que los empresarios crean empleo y que, por tanto, "se debe cuidar a los empresarios".

También ha arremetido, entre otras cosas, contra los "determinados grupos de personas, muy bien coordinados y dirigidos, que tienden a rechazar muchos de los proyectos empresariales que quieren implantarse" tanto en la provincia y la región y, sin dirigirse a un proyecto en concreto, ha criticado la "actitud irresponsable" de quienes actúan así intentando "derribar" determinadas iniciativas.

Al hilo de lo anterior, ha aseverado que, "quienes en estos momentos, con no se sabe bien qué intenciones, se están oponiendo a distintos proyectos empresariales" que quieren instalarse en algún sitio de la región, con mensajes "torticeros, sesgados, tendenciosos y manipuladores", han "de responder de sus actos", porque "no todo vale".

De otra parte, y tras valorar los 41 años de existencia de Fedeto -si no existiera la organización "habría que crearla", ha explicitado-, ha defendido su interactuación "de forma leal, que no sometida, con los distintos gobiernos que se han ido sucediendo, sin vocación política alguna", siendo "clave" para "sentar las bases del diálogo social, propiciando el entendimiento institucional y la consecución de acuerdos que han redundado en el desarrollo del tejido empresarial de la provincia y de Castilla-La Mancha".

Repasando la situación económica, ha admitido que aunque se habla de que está mejorando y a tenor de ellos "se anuncian acuerdos a nivel nacional", algunos de los cuales "sirven de arma arrojadiza contra los empresarios", esa mejoría es cierta "sólo en parte", recordando que dentro de la provincia las dos ciudades más pobladas -Toledo y Talavera de la Reina- tienen tasas de paro del 15 y el 32 por ciento, respectivamente.

Ha aludido así al acuerdo de incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), una medida "positiva que contribuye

a mejorar las condiciones sociales de los más desfavorecidos", aunque rechazando que haya quien "está pretendiendo utilizar ese acuerdo para afirmar que todos los empresarios, sea cual sea su sector y sea cual sea el lugar de España en el que ejercen su actividad económica, deben subir los salarios" cuando "ni todos los territorios evolucionan del mismo modo ni todos los sectores han superado la crisis y sus consecuencias de la misma manera".

"Quien se manifiesta en los medios de ese modo utiliza la demagogia para hacer responsables a los empresarios de soluciones económicas que no nos corresponden. Nosotros creamos riqueza y empleo cuando podemos y, fundamentalmente, cuando se nos deja. La crisis económica no la originamos nosotros y no somos responsables de sus consecuencias. No se nos puede exigir, demagógicamente, que seamos nosotros la única solución", ha destacado.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Igualmente, se ha referido a la negociación colectiva, seguro de que los representantes de los empresarios en las mesas de negociación "están siendo responsables y prudentes", pese a que se les está acusando "de los retrasos que se producen en la firma de los convenios colectivos", algo que ve "algo incierto e injusto".

Hasta la fecha los convenios se están firmando con horquillas salariales de entre el 0,5 y el 2 por ciento, ha destacado Ángel Nicolás, que ha apuntado que quienes les critican "saben muy bien que las negociaciones se dilatan cuando las propuestas que se ponen encima de la mesa no son acordes a la realidad que nos toca vivir", algo que, a su juicio, es consecuencia del "silogismo, sencillo y falaz" de que "si la economía va bien el empresario tiene que mover ficha".

"El problema es que hay muchos empresarios y muchos sectores que ya no tienen fichas que mover", ha aseverado el dirigente empresarial, que ha indicado que en Fedeto no se oponen a las subidas salariales sino que defienden que "se produzcan cuando se puedan afrontar y siempre teniendo en cuenta las circunstancias de los sectores empresariales".

ECONOMÍA SUMERGIDA Y EXPORTACIONES

Otro de los aspectos sobre el que ha reflexionado el presidente de Fedeto ante la Asamblea General ha sido la economía sumergida, que "debería empezar a denominarse competencia desleal, que es lo que es", preguntándose en qué se está convirtiendo una sociedad "que por un lado convierte en legal la ocupación ilegitima de una vivienda privada y que, al mismo tiempo, permite el ejercicio ilegal de actividades económicas en domicilios, hurtando la legitimidad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o de las distintas inspecciones para su detección y erradicación".

"En la economía sumergida ni hay control, ni hay impuestos, ni hay cotizaciones, ni hay obligaciones", ha subrayado, aludiendo también a otros "sectores hiperregulados", como el del taxi y la hostelería, que "están teniendo que enfrentarse a una competencia no sumergida pero que, sin embargo, está en un limbo legal y a la que no se le exigen las mismas obligaciones", y presumiendo finalmente de que "algo tiene que cambiar en todo esto".

Ha repasado también la situación de las exportaciones en la provincia, abogando por "cuidar a las empresas" exportadoras y reclamando para ello "una coordinación adecuada con las entidades públicas responsables del comercio exterior" ya que cuando se actúa conjuntamente "los resultados son buenos" pero "cuando lo público pretende monopolizar el comercio exterior y para ello protagoniza en primera persona el escenario internacional y sus circunstancias, las cosas no salen tan bien".

"Desde aquí reclamo que los institutos de comercio exterior deben trabajar coordinadamente con las organizaciones empresariales", ya que "no resulta suficiente ni conveniente que por parte de la administración pública competente se diga qué, cuándo, cómo y con qué", seguro de que se debe "volver a recuperar un escenario de colaboración y coordinación que se mostraron adecuados y eficientes" y de que los empresarios deben ser "partícipes de esas acciones en su diseño y en lo tocante a la relación con las empresas exportadoras".

El presidente de Fedeto se ha dirigido a los presentes para exhortarles a "trabajar unidos" para que todo lo anterior cambie. "Tenemos que luchar contra todos estos dislates. Y solos no podemos hacerlo. Debemos trabajar unidos", ha expresado. De hecho, tras la Asamblea les ha conminado a reunirse para "analizar qué debemos mejorar en nuestros servicios y el trabajo con las asociaciones".

Finalmente, en el capítulo de agradecimientos, Nicolás ha felicitado al equipo de trabajadores de la organización, "que son un ejemplo de personas leales y responsables, así como a la Asamblea General, Junta Directiva y Comité, con mención especial a los vicepresidentes de Fedeto: Humberto Carrasco, Maria Ángeles Martínez, Javier de Antonio y Manuel García de la Cruz. Este último cesó en su cargo hace unos meses por motivos profesionales a iniciativa propia y será sustituido -previo refrendo de la Asamblea General- por Pedro Hermida.

Consulta aquí más noticias de Toledo.