Aurelia Sánchez
Aurelia Sánchez JCCM

Así lo ha explicado Sánchez en declaraciones a los medios de comunicación previas a la presentación de dicha herramienta a un grupo de técnicos en las que ha destacado que se trata de un "paso adelante en materia de investigación" y cuyo objetivo fundamental es hacer "más ágil la protección social, a las familias, a las personas de Castilla-La Mancha que tienen dificultades sociales o económicas".

"Esto va en consonancia con el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha de conseguir acortar la brecha de desigualdad en la región", ha advertido, al tiempo que ha espetado que dicho reto se ha abordado "desde un modelo integrador y con más profesionales y más presupuestos", en referencia a la estrategia contra la pobreza y la desigualdad social puesta en marcha por el Ejecutivo de Emiliano García-Page a lo largo de esta legislatura.

Una estrategia que, ha subrayado, "cuenta también con más profesionales", en relación a la creación de equipos técnicos de inclusión social integrados por profesionales especializados "que van a acompañar a las familias y personas con dificultades para poderse integrar social y laboralmente", para, a continuación, precisar que dicha estrategia dispone de un 35% más de presupuesto en el marco del Plan regional de Inclusión Social con el fin de "llegar" a las personas "que necesitan recursos, apoyos y profesionales para vivir de forma digna como se merecen y conseguir así mucho más bienestar social".

Sánchez ha recordado que esta herramienta es un instrumento "muy importante porque es fruto de la colaboración" entre la Administración regional, la UCLM y la Universidad de La Rioja en materia de investigación e innovación social.

En este sentido, el decano de la Facultad de Trabajo Social de la UCLM, Aurelio Lascorz, ha agradecido a la Consejería de Bienestar Social que haya "confiado" a esta facultad la elaboración de una herramientas que ha definido como "una escala, un termómetro" que han tratado de "validar con las mismas exigencias estadísticas que cualquier instrumento que se utiliza en la sanidad o en la psicología".

Tras aseverar que la exclusión social es un fenómeno "multidimensional" porque no afecta sólo a la pobreza de la gente, sino que en ella interactúan otras cuestiones vitales como formación, empleo, vivienda o relaciones sociales, Lascorz ha avanzado que la intención es que dicha herramienta "sea lo más fiable posible para que se utilice en toda la región" y que permita un trabajo "mucho más específico, con cada caso, con cada familia en situación de exclusión social".

Lascorz ha explicado que existen "muchas formas de estar excluido" y que el reto ha sido sacar adelante una herramienta "validada científicamente, que mida esa multidimensionalidad".

"Eso es algo que no se está haciendo en otras partes de España, donde solo se elaboran baremos para acceder a ayudas", ha dicho, insistiendo en que en Castilla-La Mancha se ha buscado establecer "un termómetro que mida las diferentes situaciones de exclusión para analizarla de la forma más rigurosa y científica posible".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.