Dependencia
Dependencia Europa Press - Archivo

El Gobierno de Cantabria y la Fundación Pilares trabajarán conjuntamente para realizar un estudio y evaluación de los servicios existentes en Cantabria dirigidos a atender a las personas con dependencia en sus domicilios.

El objetivo es aportar propuestas a nivel de gestión y mejoras normativas para implantar también en estos servicios el modelo por el que apuesta el Gobierno de Cantabria, el modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP).

Y es que la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, a través de la Dirección General de Política Social, y la Fundación Pilares comparten la necesidad de promover que las personas con dependencia permanezcan en sus domicilios el mayor tiempo posible si es su deseo y si su situación personal lo permite.

La Fundación Pilares es una organización privada sin ánimo de lucro que, según ha explicado el Gobierno en una nota de prensa, busca la defensa de la igualdad de todas las personas y de la dignidad de la vida humana mediante la promoción de la autonomía personal, la participación social, el ejercicio de derechos, la calidad de la atención y el incremento de la calidad de vida de personas y grupos que se encuentren en riesgo o en situaciones de discriminación, carencia, fragilidad, discapacidad, dependencia, marginalidad, o conflictos personales.

Con tal finalidad, se ha desarrollado la primera reunión de trabajo, impulsada por la Dirección General de Política Social, en la que han estado presentes la presidenta de la Fundación Pilares, Pilar Rodríguez, y representantes el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) y de la Fundación para la Salud y el Bienestar Social.

EVALUACIÓN Y MEJORA

El objetivo del proyecto es analizar la situación actual del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) y del servicio de Teleasistencia y Atención Domiciliaria que se presta desde los Servicios Sociales, así como su eficacia y efectividad.

Se trata de un estudio cuantitativo y cualitativo que pretende, además, actualizar la situación socio-demográfica de la región y conocer la valoración del actual sistema de provisión de servicios domiciliarios de la Atención Primaria Sanitaria.

También está dirigido a detectar los problemas que afectan a la coordinación de los servicios domiciliarios sociales y sanitarios, información que contribuirá igualmente a la elaboración de la Estrategia de Atención Integrada Social y Sanitaria en la que está trabajando el Gobierno regional.

Para lograrlo, a lo largo de los próximos meses, la Fundación Pilares realizará entrevistas a representantes de los servicios socio-sanitarios y convocará dos grupos de debate en sendas áreas. También se realizará una valoración del actual sistema por parte de las personas usuarias y su grado de satisfacción.

La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha destacado la importancia que, a su juicio, tiene el proyecto para conseguir la elaboración de un informe final de propuesta de mejora normativa e institucional sobre la prestación de servicios a mantener con la mejor calidad de vida en sus domicilios y entorno a las personas en situación de discapacidad o dependencia, "apoyando a sus familias y buscando la mejor calidad de vida para las personas usuarias" con el SAD y la TAD.

Este estudio se enmarca en el objetivo del Gobierno de promocionar la atención centrada en la persona, un modelo basado, según el Ejecutivo, en el respeto pleno a la dignidad y a los derechos de las personas usuarias, así como de sus intereses y preferencias, además de contar con su participación efectiva.

Díaz Tezanos ha defendido el modelo de atención centrada en la persona porque, según ha dicho, "orienta su atención a sus derechos, intereses, expectativas y a su propia historia de vida", lo que, a su juicio, supone cambios, tanto a nivel jurídico y organizativo, como cultural.

Se pretende establecer un modelo de atención integral centrada en la persona, que implica contar con un conjunto integrado de programas y servicios que ofrezcan gran diversidad de apoyos procedentes tanto de los servicios sociales como de otros ámbitos como el sanitario y el del entorno comunitario.

"Queremos mejorar de forma constante la práctica asistencial y cambiar de filosofía con la que se afronta la atención a las personas mayores y personas con discapacidad porque es preciso avanzar ajustándose cada vez más al perfil de las personas mayores del siglo XXI, a sus necesidades y demandas y a la forma de ver y vivir la vida que tienen hoy nuestros mayores", ha subrayado la vicepresidenta.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.