Diez personas han muerto, en su mayoría estudiantes, y otras diez han resultado heridas en un tiroteo registrado este viernes en una escuela secundaria de Santa Fe, en el sureste de Texas —a unos 50 kilómetros al sur de Houston—, ha confirmado el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

Por su parte, portavoces sanitarios han revelado queentre las personas heridas se encuentra un agente de policía, y varias estarían en estado crítico.

El autor es un estudiante del instituto

La policía mantiene en custodia a Dimitrios Pagourtzis, un joven de 17 años, alumno del centro, como principal sospechoso de los disparos, e interroga a otra persona más en relación a su implicación con el caos producido.

Según el gobernador de Texas, Pagourtzis obtuvo las armas del arsenal que su padre guardaba en el domicilio familiar. El joven disparó contra sus compañeros armado con un fusil de asalto, una pistola y varios artefactos explosivos, entre los que se encontraban cócteles molotov elaborados por él mismo.

Según información obtenida del teléfono y el ordenador personal de Pagourtzis, la intención del sospechoso era suicidarse después de provocar la matanza.

Todo ha ocurrido este viernes por la mañana, cuando un profesor vio a un alumno dirigirse hacía el centro educativo con un arma de fuego, por lo que decidió accionar la alarma de incendios y advertir al resto para que abandonaran el lugar.

"Sonó la alarma de incendios, salimos fuera y vimos a alguien disparando, así que corrimos todo lo que pudimos para alejarnos y protegernos en la gasolinera más cercana", dijo Angélica Martínez, de 14 años, en una entrevista con la cadena CNN.

Los estudiantes salieron corriendo de las aulas, momento en el que el sospechoso comenzó a disparar contra ellos.

Encuentran explosivos

Antes de los disparos, algunos estudiantes aseguran que se escucharon varias explosiones, hecho que posteriormente confirmó el Distrito Escolar de Santa Fe, tras el hallazgo de artefactos explosivos tanto dentro de la escuela como en los alrededores del campus.

"Se han encontrado dispositivos explosivos en la escuela secundaria y en las áreas adyacentes. Debido a la amenaza de estos artículos explosivos, los miembros de la comunidad deben estar atentos a paquetes sospechosos y a cualquier cosa que parezca fuera de lugar", escribió el departamento de policía de Santa Fe en un mensaje de Twitter.

El instituto de Santa Fe, en el área de Houston (Texas), tiene capacidad para 1.400 estudiantes y se encontraba en sus dos últimas semanas de calendario escolar.

Trump: "Un día triste para la nación"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mostrado su apoyo a la comunidad en un escueto mensaje de Twitter. "Disparos en una escuela en Texas. Los primeros informes no son positivos. ¡Dios bendiga a todos!", ha escrito Trump.

Posteriormente, ha asegurado en rueda de prensa que es un "día triste" para la nación y que su administración hará todo lo posible para acabar con este drama. "Todo el mundo tiene que trabajar juntos para mantener a nuestros niños a salvo", expresó.

22 tiroteos en lo que va de año

Con este nuevo tiroteo, ya son 22 los registrados en centros educativos de EE UU en lo que va de 2018. Además, es el peor tiroteo escolar después del sucedido el 14 de febrero en una escuela secundaria de Parkland (Florida) en la que murieron 17 personas y que provocó una ola de manifestaciones para pedir un mayor control sobre la venta de armas.

La líder estudiantil de las víctimas de Parkland, Emma González, una de las caras más visibles del movimiento a favor de mayores restricciones a las armas de fuego en Estados Unidos, criticó en Twitter a los políticos por sus habituales mensajes de condolencias. "(Alumnos de la) Escuela Santa Fe, no os merecéis esto. Merecéis paz durante toda vuestra vida y no solo después de que se ponga sobre vosotros una lápida que lo diga. Os merecéis más que 'pensamientos y oraciones'", escribió.