Desayuno saludable
Desayuno saludable CNIC - Archivo

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa, el CEIP Jaume I ha acogido este viernes la clausura de esta actividad, que ha llegado a 26 centros educativos diferentes. Mercapalma ha colaborado con esta actividad aportando 374 kilos de fruta.

Sanidad y Consumo ha impartido 76 talleres para reforzar conocimientos, habilidades y actitudes saludables en alimentación y nutrición entre los niños, los maestros y las familias. Especialmente, se ha buscado concienciar de la importancia del desayuno como la primera comida del día y una pauta de alimentación sana como factor protector frente la obesidad y el sobrepeso.

Esta actividad de promoción de la salud ha llegado al doble de alumnos que el año pasado, cuando se beneficiaron 1.112 alumnos y se impartieron 40 sesiones.

La concejal de Sanidad y Consumo, Antonia Martín, la directora general del área, María Antonia Comas y el gerente de Mercapalma, Jeroni Barbon han visitado la clausura del desayuno saludable en el CEIP Jaume I.

"Este año hemos duplicado las plazas y en dos semanas han sido agotadas; esto nos anima a seguir por este camino y lo que queremos es implantarlo en todos los barrios", ha declarado Martín, que ha explicado que este año se han priorizado los colegios públicos.

Este programa, se lleva a cabo desde 2005 y se oferta cada curso a través de la plataforma Palma Educa. En los últimos años se han introducido cambios metodológicos para hacer la actividad más atractiva para los niños.

METODOLOGÍA

Esta actividad consta de tres partes: Una primera parte, el juego 'Vamos hacia el desayuno', que es el eje central de la actividad, cuyo objetivo es reforzar los hábitos saludables de los niños, concretamente los relacionados con la alimentación, la higiene y la actividad física, con un juego por equipos.

En la segunda parte se expone de manera breve la importancia de desayunar, la higiene bucodental y la higiene de las manos, como hábitos ligados a la alimentación.

Por último, se desayuna de manera saludable con productos locales: pan moreno con aceite de oliva virgen, queso mallorquín, fruta y agua. La fruta que se proporciona es de temporada, se adquiere el Mercado del Olivar y está subvencionada por Mercapalma.

Cuando se termina la actividad se da un tríptico con la pirámide de la alimentación y otro de higiene bucodental. Así, se intenta promover tanto la implicación del alumnado como la de los maestros y madres y padres.