El cenobio, ocupado hasta 1767, año en que Carlos III expulsó a la Compañía de Jesús de España, "es una completa ruina y apenas se reconoce la planta y los patios principales", según ha informado Hospania Nostra en un comunicado.

El horno y las bodegas se encuentran en mejor estado y el aljibe, perfecto. Quedan algunos restos casi inapreciables de yeserías, y se mantienen algunas portadas y restos del lagar y las canalizaciones hidráulicas.

El convento de Jesús del Monte es una casa de retiro de los jesuitas de Alcalá construida en el siglo XVI sobre un monasterio dominico y una anterior ermita dedicada a Santo Domingo.

De grandes dimensiones, gozó de gran importancia en la comarca gracias a sus propiedades, bienes culturales, artísticos y su archivo-biblioteca. La portada renacentista y sus cuadros se encuentran en la biblioteca municipal de Loranca y la iglesia parroquial respectivamente.

Tras la expulsión de la Compañía de Jesús pasó por distintos usos hasta su subasta completa. Actualmente sus restos notables se encuentran en las casas más antiguas del pueblo, especialmente en la fábrica de aceite.