Carlos de Inglaterra
El príncipe Carlos de Inglaterra, en una imagen tomada en septiembre de 2017. IAN LIVESEY / WIKIMEDIA COMMONS

El palacio de Buckingham sigue sorteando los obstáculos que se van presentando a escasas horas del enlace de Meghan Markle y el príncipe Harry. Tras solucionar de manera muy polite el culebrón con el padre de la novia quedaba por ver quién iba a llevar a Meghan al altar.

Se especuló con la posibilidad de que la pareja entrase directamente en la capilla San Jorge, en el castillo de Windsor, y así solucionaban el problema. Otra opción, era que la madre de Meghan, Doria Ragland, desempeñase el rol pero finalmente será el príncipe Carlos a quien asuma este sábado el importante papel.

En un comunicado, que ha difundido el palacio de Kensington, se informa de que a petición de la estrella estadounidense el príncipe de Gales la llevará hacia altar. Vamos, que Meghan le ha pedido a su futuro suegro que le eche un capote. "El Príncipe de Gales se complace en dar la bienvenida a la Sra. Markle a la familia real de esta manera", reza la nota de prensa. 

Si no ha cambios de última hora (crucemos los dedos) Ragland, instructora de yoga y trabajadora social, irá acompañando a su hija en el coche hasta la puerta de la capilla donde la espera Carlos.

Harry y Meghan irán este viernes, previsiblemente a la hora de té, con Ragland a su primer encuentro con la reina Isabell II y el Duque de Edimburgo en el Castillo de Windsor.