Vista general de la Farola de Málaga en el puerto con cruceros buques
Vista general de la Farola de Málaga en el puerto con cruceros buques DIPUTACIÓN DE MÁLAGA - Archivo

En este marco de estudio, que comenzó en 2017, el Puerto de Málaga, con el apoyo técnico del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe), ha reunido a agentes de la ciudad interesados en este tráfico de turistas para presentar el Plan de Movilidad Urbana de Bajas Emisiones de Carbono (LCTP por sus siglas en inglés).

El objetivo del plan es el de mejorar la movilidad urbana relacionada con el turismo de cruceros, muy especialmente en el marco medioambiental. A esta reunión asistieron representantes del sector de la hostelería, el comercio, la cultura y los cruceros, así como de los departamentos del Ayuntamiento de Málaga relacionados con el medioambiente y la movilidad, y las asociaciones de vecinos.

El primer documento del LCTP, elaborado en colaboración con el Observatorio de Medio Ambiente Urbano del Ayuntamiento de Málaga (OMAU) y Circe, recopila una serie de iniciativas y medidas, en armonía con otros seis puertos del Mediterráneo, para hacer más sostenible un turismo cada vez más consolidado en las principales ciudades destino de cruceros.

Durante el desarrollo del proyecto, que tiene una duración de tres años, se está elaborando una metodología específica para responder a las necesidades individuales identificadas en las ciudades portuarias involucradas, con el fin de reducir la contaminación y los impactos ambientales.

Así, respondiendo al desafío de dar solución a una movilidad esporádica en el centro de la ciudad (4.000-5.000 visitantes por crucero) se plantea la siguiente pregunta que da origen al proyecto: ¿Cómo promover el turismo de crucero y atraer beneficios económicos para el territorio, manteniendo su atractivo y sus bienes naturales?

De esta manera nació el Locations, bajo la coordinación de AREA Science Park (Trieste, Italia), para apoyar a un total de 18 ciudades-puerto en la elaboración de Planes de Movilidad Urbana de Bajas Emisiones de Carbono que incluyen una serie de medidas específicas relacionadas con la movilidad de los cruceristas a su llegada al puerto: movimiento de pasajeros, de equipajes en caso de ser base, de mercancías para aprovisionar los buques, etcétera.

La ciudad de Málaga, así como otras seis ciudades del Mediterráneo (Lisboa, Rávena, Trieste, Rijeka, Zadar y Durres) son pioneras en la elaboración de los LCTP (en proceso) que se presentarán públicamente junto a un paquete de medidas de financiación a mediados de año.Posteriormente, la experiencia de los primeros siete puertos servirán de base para establecer una posterior etapa de replicación de cara a aumentar los casos de estudio a otras ciudades con puerto de los países integrantes en el consorcio (un nuevo puerto en España) así como seis nuevos puertos en seis nuevos países del Mediterráneo.

El proyecto se acompaña de campañas específicas de sensibilización para fomentar la participación de los pasajeros y de los ciudadanos e integrar su experiencia. Esto, con el objetivo final de afinar las medidas que permitan una mejor calidad de vida en las ciudades, así como ayudar a mantener el atractivo del destino a lo largo del tiempo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.