En el primer caso, los miembros de una patrulla detectaron en la zona norte de la ciudad a un vehículo particular que dejaba a una pareja en la calle Doctor Antonio Herrera Carmona, abonando al conductor cierta cantidad de dinero. Cuando los policías preguntaron a la pareja, averiguaron que la misma había sido trasladada desde la Calle Cartografía hasta dicho lugar por un precio de cinco euros por persona.

Tras inspeccionar el vehículo en el que había sido consumado dicho traslado, los agentes comprobaron que el conductor carecía de autorización para esta actividad, promoviendo una denuncia en su contra.

El segundo caso aconteció la tarde de este pasado sábado, cuando la Policía Local detectó una furgoneta estacionada en el párking del aeropuerto, en espera de dos turistas rusos que llegaban en un vuelo procedente de Madrid. Los agentes comprobaron que el conductor carecía de la documentación necesaria para este tipo de actividad, por lo que fue denunciado y el vehículo inmovilizado, facilitando a los turistas un servicio regulado que los trasladó hasta su hotel.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.