Emilia Clarke en Cannes
Emilia Clarke, en la alfombra roja para la proyección de 'Solo: A Star Wars Story', durante la edición 71 del Festival de Cine de Cannes, SEBASTIEN NOGIER / EFE

Es uno de los caballos de batalla de las actrices de medio mundo y sobre todo, de aquellas que trabajan en Hollywood: la equiparación salarial con sus compañeros masculinos.

Pero al parecer es una injusticia que va encontrando solución o por lo menos, excepciones que confirmen la regla. Es el caso de la actriz Emilia Clarke, que se encuentra estos días en Cannes promocionando Han Solo: una historia de Star Wars.

La Khaleesi de Juego de Tronos aseguró en una entrevista a Kering Women in Motion que en su serie "siempre me pagaron la misma cantidad que mis coprotagonistas masculinos", y eso a pesar de que fue su "primer trabajo y no fui discriminada con mi sueldo por ser mujer".

No obstante, Clarke aseguró que casos como el de Claire Foy, de The Crown, en el que ella, siendo la protagonista, cobraba menos que su compañero Matt Smith, eran "realmente impactantes" y reconoció que este tipo de agravios comparativos "abundan en la industria" y animó a todas las actrices "a tenerlo en cuenta" y "verificar" cuánto les están pagando y a "luchar más duro por eso".

Sobre Juego de Tronos aseguró que no tiene ni idea de cómo terminarán todas las tramas de la serie y se atrevió solo a vaticinar que "será lo que ninguno de nosotros piense que será".

Sobre el final de la serie, que rueda su octava y última temporada, aseguró que se siente como "si me estuviera preparando para irme de casa" y eso es "emocionante, pero es triste y aterrador, todo al mismo tiempo".