Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo
Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo Europa Press - Archivo

Los hechos se produjeron en la tarde del viernes 11 de mayo, cuando una mujer llamó a la Sala Operativa 091 de la Policía Nacional de Alicante, alertando de que en su casa probablemente se había producido una agresión con arma blanca.

Los agentes se presentaron en el domicilio y se entrevistaron con la mujer, que manifestó que mientras ella estuvo ausente, la chica que trabaja cuidando a sus sobrinos en la vivienda había sido agredida con algún tipo de arma blanca en su brazo.

Así, contó que al llegar a su casa observó que la víctima sangraba abundantemente por su brazo izquierdo. En ese momento le sorprendió desde detrás de una de las puertas de la vivienda la pareja de la víctima, que la cogió violentamente del brazo y se la llevó de allí contra su voluntad. Los agentes encontraron la vivienda totalmente revuelta, donde seguían los dos menores de edad a los que la víctima cuidaba.

Los agentes se personaron en el domicilio del presunto agresor donde encontraron a la víctima encerrada en una de las habitaciones pidiendo auxilio y con una herida de corte en su brazo izquierdo. Una vez rescatada, la víctima fue trasladada al Hospital General de Alicante donde fue asistida.

Los agentes procedieron a la detención del presunto agresor - al que ya le constaban antecedentes policiales por hechos similares- por los delitos de tentativa de homicidio, malos tratos y detención ilegal, por los que pasó a disposición del Juzgado de Instrucción Número Cinco de Alicante el domingo día 13 de mayo, que decretó su inmediato ingreso en prisión.

La intervención fue llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, Judicial y de la Comisaría de Distrito Centro de Alicante.

Consulta aquí más noticias de Alicante.