Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry ya tienen sus figuras de cera en el Madame Tussauds de Londres. GTRES

Un total de 30 chefs y sus asistentes se encargarán de elaborar el menú de la boda del príncipe Enrique con Meghan Markle de cara al próximo 19 de mayo y al que asistirán 600 invitados.

El jefe de cocina de la reina Isabel II, Mark Flanagan, dirigirá a todo el equipo que preparará los platos con ingredientes frescos de las fincas de la casa real inglesa.

El experto culinario aseguró que "todas las verduras están entrando en temporada y ese ha sido un punto de enfoque para nosotros". En ese sentido, Flanagan explicó que a la hora de elaborar el menú, con propuestas clásicas, tuvieron en cuenta que la pareja quería que se usasen productos locales de temporada tanto como fuera posible. De hecho, en los próximos días comenzarán a pelar las verduras para que todo esté perfecto antes del enlace.

El equipo de cocina se limitó a hacerle algunas sugerencias al nieto de la reina y a Meghan quienes han probado todo y "se han involucrado en cada detalle".

Platos para comer de pie

Aunque el menú es secreto sí que se sabe que consistirá en canapés y comida que se servirá en cuencos. Respecto a los entrantes serán principalmente agridulces y para comerse "en dos bocados" con ingredientes como espárragos, guisantes y tomates que maridan bien con una gran cantidad de opciones. Se servirá champán y vino procedente de las extensas bodegas reales.

Una vez que se hizo el anuncio de la boda "empezamos a trabajar en algunas ideas por si en algún momento nos pedían que participásemos", explica Flanagan.

Más de 5.000 miembros de los medios de comunicación británicos e internacionales y personal de apoyo están acreditados para cubrir la boda. Según informan este lunes los medios locales, unas 79 cadenas internacionales de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda o Japón informarán del enlace de la pareja, mientras que habrá miles de fotógrafos y periodistas trabajando en el pueblo de Windsor.

En Long Walk, la gran avenida que conduce al castillo, una imagen icónica del lugar, se están montando siete estudios individuales de televisión y dos recintos para los medios internacionales.

La boda del hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales ha generado una gran atención mediática y se espera que sea seguida por millones de televidentes en todo el mundo.