Meghan Markle, prometida del príncipe Harry
La actriz Meghan Markle, prometida del príncipe Harry, trabajaba en la serie estadounidense Suits. ARCHIVO

Desde que se hizo oficial su compromiso con el príncipe Harry, el soltero de oro de Kensington Palace, Meghan Markle (ex protagonista de la serie Suits) está en el punto de mira constantemente.

Basta decir, que en los últimos meses el tono chocolate oscuro de su pelo ha sido uno de los más solicitados en los salones de belleza del Reino Unido (y no solo ahí).

De la noche a la mañana, Markle, de 36 años, se ha convertido en un icono a seguir para millones de mujeres. Tampoco es descabellado: su estilismo es siempre elegante e impecable. Analizamos de pies a cabeza a la futura duquesa de Sussex.

Los secretos de belleza de Meghan

Gracias a su trabajo en Suits, la prometida del príncipe Harry aprendió muchos trucos de la maquilladora Kayleen McAdams. Para maquillarse opta por un look natural y minimalista, huyendo de las bases con efecto máscara. "Me gusta usar un corrector e iluminar la esquina interna del ojo después del eyerliner, un truco que aprendí cuando trabajaba en Six", comenta en una entrevista.

Previamente, la actriz estadounidense se aplica un primer que le ayuda a cubrir las imperfecciones de la piel y darle un aspecto uniforme al rostro, pero sin llegar a tapar sus caracterísiticas pecas que tanto le gusta enseñar. Solo cuando necesita una cobertura más intesa, opta por un fondo de maquillaje en crema.

Completa con rimmel, sombras marrones, gloss y un toque de rubor en las mejillas.

El tono de labios que le gusta es muy particular: un rosa opaco con pigmentos en 3D que dan un mayor volumen. Para cuidárselos se aplica un bálsamo labial con protección UV que usan famosas como Angelina Jolie y Monica Bellucci.

Su esmalte de uñas fetiche es el Ballet Slippers de Essie, un rosa suave (de la gama de los neutros) perfecto para lucir una manicura elegante.

En su rutina de belleza, no falta una exfoliante de papaya y arroz (rica en antioxidantes) que usa una vez por semana para resaltar el brillo natural de la piel.

Markle no sale de casa sin su aceite de árbol de té. "No puedo vivir sin él es mi salvavidas", admite.

¿Qué hace para mantenerse en forma? Practica yoga todos los días: "Mejora mi flexibilidad y fortalece los músculos,pero al mismo tiempo me relaja".