El presidente regional, Emiliano García-Page, en su visita a Tarancón
El presidente regional, Emiliano García-Page, en su visita a Tarancón JCCM

García-Page, durante su intervención en el acto de presentación de la puesta en marcha del anillo perimetral de la red de tuberías de agua y del nuevo depósito de Santa Marina que ha tenido lugar este viernes en Tarancón (Cuenca), se ha alegrado de haber escuchado a los regantes murcianos decir "por primera vez que la auténtica solución de futuro es la desalación".

El presidente de la Comunidad Autónoma ha reconocido que "a lo mejor decir hace diez o quince años que se iba a cortar el trasvase daba vértigo", pero ha insistido en que "ahora hay soluciones". Además, ha afirmado que si Castilla-La Mancha tuviera salida al mar estaría "plantando captar el agua del mar, como cada vez hacen más países del mundo".

Asimismo, ha apostado por que el pacto nacional por el agua aborde como solución "más racional" a los problemas del agua del país el reparto del coste del agua, asegurando que es más fácil llegar a este acuerdo que "estar cogiendo un agua regalada de otros que lo único que hace es ser una hipoteca para nuestro futuro".

"Si alguien quiere seguir diciendo que los trasvases son la solución está en su derecho, pero que sea en todos los ríos", ha continuado, advirtiendo que, en ese caso, "a lo mejor" en Castilla-La Mancha "vamos a terminar reclamando agua de otros ríos".

Por ello, ha considerado "absurdo" plantear un pacto nacional por el agua "si no se quieren cambiar las cosas" ya que, en su opinión, un acuerdo en esos términos es "engañar a la gente".

"Entiendo que ir a Murcia y decir que van a tener todo el agua de Castilla-La Mancha que quieran se cifra en votos, pero esta batalla la vamos a ganar a base de constancia y de racionalidad", ha señalado García-Page, recordando que "Europa ya nos ha dado la razón".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.