Banco
Un comercial asesora a unos clientes. GTRES

Pasan los años y por muchos cambios que se precipitan de la mano de las nuevas tecnologías, algo hay que no cambia: siempre hay que venderlo. La profesión de vendedor, de comercial, sigue viva. Ha cambiado el objeto que se vende y las técnicas de venta, pero la base de la economía sigue siendo esa, vender bien para que alguien compre.

Con esa premisa se ha abierto en España un espacio de formación y empleo para los comerciales. Es la plataforma Escuela de Ventas, que quiere ser un espacio de formación para los comerciales en el que puedan recibir ofertas de empleo.

Pretende convertirse en “la mayor comunidad de vendedores a nivel nacional” y aglutinar a los profesionales de la labor comercial a través de “un proyecto colaborativo”, explica su fundador, Agustín Nuño. "En el fondo todos vendemos y todos debemos aprender a vendernos”, asegura. A la iniciativa se han sumado unos 1.200 profesionales en unos cuatro meses.

Escuela de Ventas ofrece a sus usuarios formación mediante cursos específicos en formato digital en los que un “embajador”, un profesional de las ventas con amplia experiencia en grandes compañías, ofrece una sesión personalizada de formación sobre el aspecto concreto que necesiten trabajar. Sirve también como portal de empleo para los profesionales del sector comercial, donde ya participan unas 300 empresas que publican sus anuncios de empleo.

Están cerca de sumar a una conocida asociación empresarial que aportará decenas de miles de compañías en búsqueda de comerciales. “A las empresas les aportamos un lugar donde encontrar candidatos del sector comercial y una plataforma en la que pueden crear su escuela de ventas interna para formar a sus profesionales”, cuenta Nuño.

Los profesionales que quieran inscribirse en Escuela de Ventas pueden hacerlo de forma gratuita, incluir su currículo y solicitar cursos de pago, aunque también hay dos modelos de pago por suscripción que mejoran sus prestaciones. Con el modelo básico pueden mejorar la visibilidad de su currículo cuando las empresas buscan un profesional determinado; y con el modelo ‘premium’ tienen una sesión semanal de asesoría personalizada con uno de los embajadores. Las empresas pagan a la plataforma por cada oferta de empleo que publican, con una vigencia habitual de tres meses, y descuentos por volumen para las empresas que requieren publicar varias vacantes.

Hay que valorar al buen vendedor

Pero qué ocurre, que "no sabemos valorar el trabajo de los buenos comerciales”. Nuño, que cuenta con más de 20 años de experiencia comercial y ha publicado recientemente en Amazon el libro ¿Y si Rajoy fuera comercial?, cree que el perfil comercial es ahora “el más demandado por las empresas”, aunque ha reconocido que las empresas no están dándole el valor que debería tener.

“Los empresarios sabemos la importancia que tienen las ventas, pero no estamos valorando el trabajo que hacen los buenos comerciales”, asegura Nuño, quien considera que los profesionales del sector no están siendo retribuidos de forma adecuada.