Se trata de la certificación CAT, "la más importante en este campo, ya que avala la práctica transfusional bajo los más estrictos criterios de calidad", según ha informado la Generalitat en un comunicado. La CAT está acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (Enac) y es reconocida y aceptada internacionalmente por todas las administraciones públicas y privadas.

INCREMENTO DE LA SEGURIDAD TRANSFUSIONAL

Esta acreditación representa el reconocimiento formal y garantiza que el Servicio de Transfusión del Hospital General de Elche cuenta con un equipo humano cualificado y que gestiona su actividad transfusional con criterios de calidad y bajo normas internacionales.

La obtención de la certificación CAT en estándares de transfusión sanguínea ha supuesto un largo camino con el compromiso de todos los profesionales que integran el Servicio de Transfusión que son 1 facultativo, 18 enfermeros, 1 auxiliar de clínica y 1 administrativo.

Emma López, facultativa especialista en Hematología y responsable del servicio, ha explicado que "para conseguir la certificación nos hemos adecuado a los estándares comúnmente aceptados y acordados por la comunidad científica, hemos actualizado las técnicas y se ha formado al personal, implantando un exigente sistema de calidad".

De esta forma se han mejorado y adecuado técnicas, tanto utilizadas en el servicio como en la administración de la transfusión a pie de cama, incrementando la seguridad con la que se atiende a los pacientes desde el servicio de hematología.

En ese sentido, uno de los logros conseguidos es que la seguridad transfusional, que ya estaba garantizada, se ha optimizado mediante la implantación de un sistema de seguridad muy avanzado que es referente para otros hospitales y que incrementa la calidad asistencial de los pacientes.

TERCER HOSPITAL PÚBLICO EN OBTENER LA CERTIFICACIÓN

Sólo dos hospitales públicos de la Comunitat Valenciana estaban acreditados con el CAT hasta ahora, La Fe de València y el Clínic. A ellos se suma ahora el Hospital General Universitario de Elche.

La certificación tiene una vigencia de 3 años renovables y requiere auditorías de seguimiento anual, lo que supone que con este reconocimiento el Servicio de Transfusión asegura una mejora continua y garantiza a sus pacientes la máxima exigencia en su actividad transfusional.

López ha asegurado que "la acreditación CAT es un logro muy importante, ya que confirma que la actividad del Servicio de Transfusión se realiza de forma excelente de acuerdo con unos estándares internacionalmente establecidos por la comunidad científica".

SERVICIO DE TRANSFUSIÓN ILICITANO

El Servicio de Transfusión del Hospital General Universitario de Elche da soporte a 35 unidades asistenciales del hospital. En el año 2017 atendió a 1808 paciente, realizando 5176 transfusiones.

Además de su actividad transfusional el Servicio de Transfusión es el encargado de la hemovigilancia y la realización de estudios de inmunohematología.

Consulta aquí más noticias de Valencia.