Catalá, sobre el juez que pidió la absolución de 'La Manada': "Todos saben que tiene un problema singular"

Rueda de prensa de Rafael Catalá tras el Consejo de Ministros
Rueda de prensa de Rafael Catalá tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS

El ministro de Justicia Rafael Cataláha asegurado este lunes que es el voto particular del magistrado en el caso de 'La Manada' el que está alterando el sentir de la sociedad, más que la propia sentencia en sí, y se ha sorprendido de que el Consejo General del Poder Judicial no haya tomado medidas contra el juez Ricardo González.

"Me sorprende, sobre todo entre los miembros de la carrera que conocen el caso, que cuando todos saben que alguna persona tiene algún problema y tiene una situación singular, el Consejo no actúe y luego se produzcan resultados singulares. Eso se podría haber evitado", ha asegurado el ministro, en declaraciones en 'Herrera en COPE', indicando que el Consejo General del Poder Judicial tendría que haber ejercido su "potestad disciplinaria" contra el juez que dio el voto a favor de la absolución de los acusados.

"El Consejo tiene una labor de organización y tutela de la carrera judicial. Es un asunto muy delicado e insisto en que en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y en Navarra conocen muy bien esta situación y el Consejo tenía que haber actuado preventivamente".

No se trata, según ha matizado, de decirle al CGPJ "que sancione a un juez por emitir un fallo o un voto particular", algo que hace "en ejercicio de sus funciones", pero sí de recordar que "la independencia del poder judicial se fortalece con el reconocimiento de la calidad de todos los miembros de la carrera" y "en eso el Consejo tiene una responsabilidad". "

En esta línea, ha afirmado que sería por su parte una frivolidad afirmar sin más datos, que ese juez debería estar inhabilitado y ha incidido en que "la labor del Consejo es asegurar que quien ejerce la jurisdicción está en pleno ejercicio de sus facultades". "Esa labor la tiene que ejercer. A mí me han dicho que es una persona que ha tenido algunos expedientes, que tiene algún problema", ha añadido.

Además, Catalá ha criticado el voto particular que emitió este magistrado de la Audiencia Provincial de Navarra y en el que pedía la libre absolución pues no encontraba que estuviera probado el abuso sexual continuado por el que condenaba el resto del tribunal.

"Ha generado revuelo social"

"Una sentencia de 140 folios no puede tener 200 folios de voto particular con expresiones muy inadecuadas, que es lo que yo creo que ha generado el revuelo social. En eso se podía haber actuado preventivamente y en eso el consejo tiene una responsabilidad", ha reiterado.

El magistrado Ricardo González pidió que los cinco acusados fueran absueltos de cualquier delito, emisor del denominado voto particular del tribunal y quien aboga solo por condenar a uno de ellos, Antonio Manuel Guerrero, por un delito de hurto. Para González, los hechos ocurrieron "sin que la denunciante les expresase ni de palabra ni con gestos, ni de ninguna otra manera, su disconformidad" y fueron "relaciones sexuales consentidas que las habían grabado con sus móviles", según las declaraciones de los detenidos cuando fueron trasladados a las dependencias policiales.

"No se está legislando en caliente"

En cuanto a la tipificación de los delitos contra la libertad sexual, Catalá ha explicado que su encargo a un grupo de expertos en derecho penal de revisar el Código Penal para estudiar una mejora, no es legislar en caliente sino "adaptar" la legislación a la realidad social. "Son temas muy delicados pero seguramente si ese texto estuviese mejor redactado evitaríamos otros conflictos", ha apuntado.

"He encomendado a los expertos en esta materia que nos hagan una propuesta. Van a tomarse su tiempo, van a reunirse las horas que hagan falta y harán una propuesta que los grupos políticos valoraremos y consideraremos si merece una reforma legislativa. Yo aquí no veo precipitación ni legislación en caliente en el sentido de movida por las emociones", ha señalado.

Jueces y fiscales piden la "inmediata" dimisión del ministro Catalá

Las siete asociaciones de jueces y fiscales han pedido en bloque la "inmediata dimisión" del ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras las declaraciones que ha efectuado este lunes en referencia al juez Ricardo González que emitió su voto particular en la sentencia del caso 'La Manada'.

El ministro Catalá ha manifestado hace unas horas que el juez que dictó un voto particular en el caso de 'La Manada' tiene "algún problema singular" y ha opinado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debió actuar "preventivamente".

A través de un comunicado, las siete asociaciones de jueces y tres de fiscales consideran que las manifestaciones de Catalá representan una intromisión del Gobierno en las resoluciones judiciales, cuando, a su juicio, simplemente se debería limitar a "respetar y velar por el respeto del funcionamiento de las instituciones".

"La intromisión del Ejecutivo en las labores que le corresponden exclusivamente al Consejo General del Poder Judicial (tales como la tutela o el impulso de la labor disciplinaria) y los comentarios acerca de la capacitación o no de un magistrado son una temeridad por quien ejerce como ministro de Justicia", opinan la Asociación Profesional de la Magistratura, Jueces para la Democracia, Asociación Francisco de Vitoria, Foro Judicial Independiente, Asociación de Fiscales, Unión Progresista de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales.

Creen que Catalá ha sembrado "públicamente dudas sobre la capacidad y condición" del juez Ricardo Javier González, que emitió un voto particular discrepante a favor de la absolución de los cinco integrantes de La Manada y en contra de la sentencia mayoritaria, que les condenó por abusos sexuales, y no agresión sexual, a una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento