Azcón ha considerado que la adquisición de este antiguo edificio industrial, que está declarado Bien de Interés Cultural, es clave para satisfacer la demanda vecinal de recuperarlo y ponerlo al servicio de los vecinos, quienes han planteado utilizarlo como nuevo espacio a la Casa de Juventud y a la Escuela de Música.

El portavoz municipal y Jorge Echeverri, acompañados de miembros de diversos colectivos y asociaciones de Casetas, comprobaron el mal estado de la Harinera, que ha sufrido desprendimientos en su fachada. Para Azcón, es evidente que "hay que actuar rápido para evitar un posible derrumbe y empezar cuanto antes la restauración del edificio".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.