El propietario de una pequeña empresa de Alemania de productos informáticos ha despedido a tres trabajadores no fumadores. La razón: amenazaron con quebrar la paz de la oficina después de que solicitaran un ambiente sin humo.

El gerente de la empresa, compuesta por diez personas, Thomas J., señaló al diario Hamburger Morgen que había tomado esta decisión porque las discusiones que se generaban en torno a este tema causaban interrupciones durante la jornada laboral.

Normativa vigente

Y es que Alemania introdujo su normativa de no fumadores el 1 de enero, aunque todavía permiten fumar a los empleados que trabajan en pequeñas empresas.

"No puedo ser molestado por culpa de alborotadores", dijo Thomas, quien añadió que "estamos pendientes del teléfono todo el tiempo y es más fácil trabajar fumando. Todos se meten con los fumadores estos días. Es hora de la venganza. A partir de ahora sólo voy a contratar a fumadores", concluyó.