Ciudad Justicia, Málaga
Ciudad Justicia, Málaga EUROPA PRESS/ ARCHIVO

Así consta en la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), presentada este jueves, en la que se indica que los asuntos ingresados en las secciones con competencia exclusivamente penal se estabiliza en torno a los 8.000 asuntos, en concreto 8.573; y la cantidad de asuntos resueltos "ha ido paralela también a lo largo del tiempo", lo que "ha permitido controlar la pendencia".

No obstante, la carga referencial de entrada de asuntos para este tipo de órganos "se ha superado" en los últimos años. En 2017 fueron 8.573 asuntos penales ingresados, lo que supone un dos por ciento más que el año anterior; siendo la cantidad pendientes al final de 817. El 81 por ciento de los procesos penales en única instancia ingresados fueron procedimientos abreviados.

Según el TSJA, la carga penal de trabajo -total de asuntos pendientes de resolución del año anterior más los registrados-asciende a 9.472 procedimientos "y se resolvieron a lo largo de 2017 el 91 por ciento".

Por secciones, la tasa de pendencia no llega al mes en las secciones primera y novena; mientras que es de un mes en la segunda, tercera y séptima y de dos meses en las Sección Octava. De la carga total de trabajo penal, la primera ha resuelto un 97 por ciento, la que más; seguida de la novena, con un 96 por ciento; siendo la última la octava, con un 84 por ciento; aunque se destaca "una buena laboriosidad y esfuerzo resolutivo".

La carga de entrada por magistrado y año se supera, por lo que, desde el TSJA, "conscientes del nivel sostenido de ingreso de asuntos, además de la evolución estadística, unida a la problemática del orden jurisdiccional, la complejidad de ciertas causas con incidencia importante en las sesiones de juicio oral, se consideraconveniente la ampliación en dos plazas más de magistrado".

El objetivo de dichas plazas sería "posibilitar secciones funcionales en supuestos de juicios complejos y de larga duración, al tiempo que permitir el despliegue y operatividad de medidas complementarias como planes de actuación y refuerzo en secciones". Mientras, se considera necesario mantener la actual medida de refuerzo de un juez de adscripción territorial.

ORDEN CIVIL

En cuanto al orden civil, se ingresaron 5.203 asuntos civiles, un 30 por ciento más que el año anterior; y se resolvieron 4.864, es decir, un 15 por ciento más que en 2016. La pendencia continúa por encima de los 5.000 procedimientos, en concreto 5.802. La carga total de trabajo civil fue de 10.677 asuntos -total pendientes de resolución del año anterior más registrados nuevos- y en 2017 se resolvió el 46 por ciento de ellos.

Esta jurisdicción presenta "un nivel sostenido de resolución, para lo que ha sido determinante el plan de refuerzo de cuatro magistradas en comisión de servicios"; aunque han apuntado que en el último año "ha vuelto a crecer ligeramente la pendencia, debido a que se resuelven menos de los que se ingresan". Además, los asuntos ingresados "continúan creciendo y superan el límite de carga de trabajo referencial".

La cantidad de procedimientos civiles pendientes de resolución disminuyó en las secciones cuarta y séptima -Melilla-. El tiempo medio para resolver la pendencia es de un mes en esta última, doce meses para la cuarta, 14 en la sexta y 19 meses para la quinta. De la carga total de trabajo civil la Sección Cuarta ha resuelto el 50 por ciento, la quinta el 39 por ciento, la sexta el 46 por ciento y la séptima el 92 por ciento.

Al superarse los indicadores, el TSJA sugiere la necesidad de "ampliar la plantilla, como mínimo, en dos magistrados, lo que permitiría, además, consolidar la actual comisión de servicio de unamagistrada en la Sección Sexta y equilibrar numéricamente la composición de magistrados titulares en las tres secciones".

En este sentido, se advierte de la "tendencia al incremento en la última anualidad, sin duda acrecentada por recursos derivados de las condiciones generales de contratación bancaria".

En su memoria, el TSJA considera necesario crear un total de once plazas de magistrados. Así, además de las dos para la Audiencia en el orden civil y las dos en el penal; se insta a crear una plaza en la jurisdicción de Primera Instancia, la de familia, mercantil, penal y social; además de una plaza de juez de Primera Instancia e Instrucción en Estepona y otra en Antequera.

DATOS POR JURISDICCIÓN

En cuanto a los juzgados de Primera Instancia, que son 16, según el TSJA, al inicio de 2017 había 24.130 asuntos, se registraron 49.827, resolvieron 42.553 y quedaron pendientes al final 31.349 procedimientos, una cifra considerablemente superior a la inicial. Dentro de esta jurisdicción, los de familia tenían al principio de año 2.284 asuntos, ingresaron 5.427, resolvieron 5.372 y quedaron pendientes 2.382 procesos.

Los de Instrucción de Málaga tenían inicialmente 4.964 asuntos, registraron 67.389, resolvieron 69.297 y quedaron pendientes 4.306 procedimientos, menos que los que había al principio. A éstos, hay que sumar los 1.229 pendientes al final de 2017 en Fuengirola, 2.331 en Marbella y 1.646 de Torremolinos, siendo los juzgados marbellíes los que más ingresaron, en total 15.897 asuntos.

En cuanto a los de Primera Instancia e Instrucción, que son actualmente 22 juzgados, el alto Tribunal andaluz dice que en Estepona "continúa la sobrecarga de trabajo especialmente en materia civil, por lo que debe ser beneficiosa la puesta en funcionamiento durante 2018 de un nuevo juzgado", apuntando que en los últimos años, Antequera, Torrox y Vélez-Málaga también ha superado el módulo referencial en el orden civil.

Los juzgados de lo Mercantil tenían 6.000 procedimientos al inicio del año pasado, ingresaron 1.042, resolvieron 2.093 y tenían pendiente 4.555 asuntos a final de 2017. En los órganos de Violencia sobre la Mujer exclusivos de Málaga, que son tres, ingresaron 6.398 asuntos; en el de Fuengirola, 1.128 procedimientos; y en el de Marbella, un total de 1.089.

En la provincia de Málaga se recibieron 8.238 denuncias en dicha materia, de las cuales el 12 por ciento ha renunciado a continuar el proceso. Se han adoptado 1.167 órdenes de protección, que supone el 75 por ciento de las incoadas y se han dictado 108 sentencias condenatorias -el 35 por ciento del total-.

Los juzgados contenciosos-administrativos tenían 5.904 procedimientos, ingresaron 4.476, resolvieron 5.272 y 5.200 quedaron pendientes, menos que al inicio. Los asuntos pendientes a final de 2017 en los de lo Penal crecieron respecto a los que había inicialmente, pasando de 8.984 a 9.962. Estos juzgados tenían 8.452 ejecutorias el pasado año.

Así, en cuanto a las ejecutorias penales en Málaga había 15.362 asuntos en esa fase, se resolvieron 22.649 y quedaron pendientes 15.704. En el orden civil, había 18.682, se terminaron 28.157 y quedaron 67.357.

Los de lo Social contaban con 9.058 asuntos pendientes al inicio del año, registraron 13.110 en 2017, resolvieron 11.861 y las cifras aumentaron al final respecto del principio, al mantener 9.899 procedimientos. Además, los juzgados tuvieron 3.508 despidos ingresados y los servicios de comunicaciones registraron 1.032 embargos y 4.444 lanzamientos.

El juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Málaga registraba 420 asuntos, ingresó 4.578 en 2017, resolvió 4.448, quedando pendientes 1.242, con una media de internos de 1.638 personas. El TSJA aboga por tener en cuenta "la incidencia durante 2018 de la puesta en funcionamiento del nuevo centro penitenciario de Málaga II en Archidona (Málaga)".

Consulta aquí más noticias de Málaga.