El presidente de Anerr, Fernando Prieto, ha manifestado que "los usuarios no son conscientes de la gran responsabilidad que adquieren cuando contratan a una empresa para realizar las reformas de su casa y no son profesionales".

Uno de los objetivos de esta asociación es la profesionalización. Prieto ha señalado en su discurso que "queremos acabar con las malas prácticas y además, que se acabe la facturación sin factura". En ese aspecto, ha abogado por la necesidad de concienciación por parte de todos, "también por parte de la administración que fiscalmente trate bien a las obras de reformas y rehabilitación con un gravamen del diez por ciento, sin restricción, en vez del 21 por ciento.

De igual modo, el presidente de Anerr está convencido de que Hacienda recaudaría más con esta medida. En el foro se ha querido dar la visión de la Administración para "que se conozcan las novedades, los planes y las ayudas".

El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, ya en marcha, tiene previsto una ayuda para este año por un importe de 350 millones de euros para toda España. En el caso de

Andalucía el volumen de ayudas durante los cuatros años de vigencia de este Plan será de 240 millones de euros. Para el representante de Anerr, las ayudas son muy importantes pero "también deben ser incentivadoras, transparentes, y rápidas".

Otro punto tratado en este foro es la importancia de la concienciación al ciudadano. Prieto ha citado que "hay grandes novedades y tendencias en el ámbito de la rehabilitación y la reforma de edificios". Actuaciones como las presentadas en el foro Greencities que están en torno a 8.000 o 10.000 euros por vivienda y "que hacen variar mucho el comportamiento térmico de los edificios".

También ha puesto de manifiesto la importancia de la colaboración con otros actores que forman parte de este ámbito, como el de los administradores de fincas y los técnicos, "es necesario realizar una hoja de ruta común entre todos".

Por último, Prieto ha agregado que "tenemos que conseguir que el usuario se conciencie". En ese aspecto abogó por "fomentar la envidia porque cuando alguien rehabilite su edificio, los vecinos podrán ver cómo ha quedado la casa, lo poco que consume energéticamente y lo accesible que es".

Consulta aquí más noticias de Málaga.