El cambio de uniforme tiene además como objetivo la amabilización de la imagen del Cuerpo de Policía Municipal, de cara al impulso y la consecución de un nuevo modelo de policía basado en la proximidad estratégica, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

La principal novedad es el cambio del color amarillo por el azul, pero además habrá otras modificaciones. Así, la identificación de los agentes estará ahora en el pecho y no se serigrafiará el número de cada policía, sino que se colocará con velcro. Esto permitirá no personalizar los uniformes, sino solo las identificaciones, que se colgarán del velcro, lo que se traducirá en un ahorro económico. La rotulación seguirá como hasta ahora, en castellano y en euskera, pero igualando el tamaño de la letra de ambos idiomas.

El Ayuntamiento de Pamplona ha esperado a acabar con el stock de equipamiento de color amarillo para, en el momento de reponer, hacerlo con el color azul y las nuevas características del uniforme con el fin de no aumentar los gastos de suministro. El cambio de uniformidad será progresivo en función de la durabilidad de las anteriormente prendas, ha añadido el Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Navarra.