Sánchez Rubio,  en el Pleno del Parlamento días atrás.
Sánchez Rubio, en el Pleno del Parlamento días atrás. JUNTA DE ANDALUCÍA/ARCHIVO

En declaraciones a los periodistas, Sánchez Rubio ha señalado que la situación fue de una gravedad "máxima" y, a su juicio, ésta "tiene que quedar manifiesta en la sentencia", por lo que desde su Departamento se va a estudiar la sentencia en este sentido.

La consejera, que ha manifestado la 'tolerancia cero' ante cualquier agresión o violencia sexual y ha destacado que "bajo ningún concepto" se debe justificar, ha destacado que el fallo haya sido condenatorio, aunque "ahora hay que entrar a ver en qué ha consistido y si recoge la gravedad de los hechos".

Así, ha apuntado que, teniendo en cuenta "toda la expresión de indignación que hubo en la manifestación del 8 de marzo por lo que ocurrió con esta agresión", esperaban "la máxima condena" en este caso. No obstante, ha señalado el respeto a las decisiones judiciales y la intención de la Consejería de conocer en profundidad la sentencia.

Sánchez Rubio ha llamado la atención sobre el "descrédito", en general, hacia las víctimas instalado en la sociedad. "No se suele creer y esto es terrible para las víctimas, en muchos casos incluso son menores", ha advertido.

Por último, ha señalado que, ante estas situaciones, "hay que tener garantías procesales y tener claro que no pueden quedar impunes". Esto, según ha indicado, ha quedado claro y "la gravedad también tiene que quedar manifiesta en la sentencia".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.