Fachada de la Diputación de Valencia
Fachada de la Diputación de Valencia Europa Press - Archivo

La resolución provisional del expediente abierto a la jefa del Archivo, María José Gil, considera que cometió una "falta grave" al permitir las faltas "muy graves" del funcionario que estaba a su srvicio. Por este motivo, propone una suspensión de empleo y sueldo durante cinco meses al concluir que toleró, "desde su posición jerárquica". La presentación definitiva de la suspensión está previsto que se firme este jueves.

En el expediente se recoge que la directora del Archivo coincidió dos años con este funcionario, que fue expulsado de la institución tras la resolución de su expediente a consecuencia de las "faltas grave y muy grave" que le atribuyó el instructor de su procedimiento.

Este mismo instructor considera en sus conclusiones que la responsable del Archivo Provincial, en su relación laboral con el funcionario expulsado, "toleró su actitud durante los años que coincidió con él".

En la instrucción se ha tomado como agravante que la directora del Archivo "no emitiera ningún escrito o informe al departamento de Personal de la Diputació alertando de las reiteradas ausencias de Recio", y califica la actitud de la responsable como "permisiva", al tiempo que señala que no adoptó "medidas correctivas" frente a este caso de absentismo.

La Ley de Ordenación y Gestión Pública estipula el tipo de sanciones para estos casos, teniendo en cuenta el principio de proporcionalidad, por el que la sanción puede variar en función del tiempo que la persona haya desempeñado el cargo durante los hechos objeto de la investigación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.