Las autoridades, apuntan desde la ONG, "habían desmantelado el campamento y la zona estaba tomada por una desmesurada presencia policial, la cual ejercía una vigilancia intensiva sobre los inmigrantes para impedir que volvieran a montar campamento".

Por otro lado, el camión que contenía el equipo que la ONG utiliza para ofrecer duchas fue expulsado del recinto en el cual quedaba aparcado cuando no era necesario su uso.

"Con este panorama de incertidumbre, en el cual no sabíamos cuando se relajaría la presión policial sobre el conflicto, para poder empezar a ofrecer duchas, y ante el problema de tener que dejar el camión con todo el equipo en algún lugar sin garantías para su seguridad, poniendo en este caso en peligro futuras actuaciones similares, se toma la decisión de que los voluntarios de Acción Norte que terminaban el primer turno se trajeran el vehículo con ellos", señalan las mismas fuentes.

El camión se encuentra ahora mismo en el parque de bomberos de Vitoria y en los próximos días volverá a Zamora

"Pese a la frustración de los voluntarios por no poder llevar a cabo el proyecto de las duchas", explican, sí que se entregó el material humanitario que iba en el camión, entre ropa, calzado, alimentos no perecederos, artículos de higiene personal y sacos de dormir, tan necesarios después del desmantelamiento del campamento.

Consulta aquí más noticias de Zamora.