El diputado y exalcalde socialista Antonio Gutiérrez Limones llega al Supremo
El diputado y exalcalde socialista Antonio Gutiérrez Limones llega al Supremo EUROPA PRESS - Archivo

"Siempre hemos defendido la honestidad y honradez de un gran socialista y un gran servidor público que ha vivido de forma completamente injusta un auténtico calvario durante los últimos cinco años", ha asegurado la dirigente provincial en un comunicado.

Además, Verónica Pérez ha exigido al Partido Popular "que pida perdón por tratar de manchar la imagen y la trayectoria de un magnífico alcalde con mentiras e infamias que han perjudicado enormemente a la familia y al entorno de Gutiérrez Limones".

"No todo vale en política y los populares han intentado usar la causa contra el exalcalde de Alcalá para tratar de tapar sus propias vergüenzas y la enorme mancha de corrupción que soportan", ha afirmado la secretaria general del PSOE de Sevilla.

La dirigente provincial ha insistido en señalar que el archivo de la causa se produce poco después de que Gutiérrez Limones acudiera al Supremo a declarar. "El propio exalcalde de Alcalá era el primer interesado en acudir al Supremo para aportar todas las pruebas e información sobre este caso y los socialistas sevillanos estábamos convencidos de que, cuando lo hiciera, el Alto Tribunal archivaría su causa", ha manifestado.

ARCHIVADO EL CASO RESPECTO A LIMONES

La decisión de archivar la causa respecto a Gutiérrez Limones, quien como diputado por Sevilla en el Congreso goza de la condición de aforado, ha contado con el respaldo expreso de la Fiscalía, toda vez que con relación al presunto delito de malversación de caudales públicos por el supuesto pago por ACM de actividades privadas del entonces alcalde por importe de 976 euros, el magistrado del Supremo encargado del caso explica que "está prescrito", al ser el periodo de prescripción de tres años.

Por esto, y según el Supremo, se ha excedido "con creces" dicho periodo entre la última de las facturas investigadas, de julio de 2007, y la incoación de la causa en noviembre de 2017.

Por otro lado, el juez manifiesta que "tiene dudas" de que existiese la desviación de fondos públicos y que los pagos no se realizasen en realidad por el propio alcalde con dinero de su cuenta corriente, como su defensa sostuvo en la causa.

En cuanto al delito de prevaricación por omisión, el juez instructor "no aprecia" en Gutiérrez Limones una "voluntad permanente en el tiempo" de impedir el control de la empresa municipal de la ACM o no adoptar las medidas adecuadas contra las actividades presuntamente delictivas desarrolladas en el seno de dicha empresa.

Sobre esto, el TS no aprecia la voluntad de impedir controles por parte del diputado socialista, ya que el alcalde "sólo recibió una petición en esa materia" del interventor y "no puede entenderse que las irregularidades fuesen un hecho notorio", no perteneciendo Gutiérrez Limones al Consejo Rector de ACM.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.