Richard Ross
El jefe de Policía ofrece una declaración sobre el incidente. PHILADELPHIA POLICE

El jefe de Policía de Filadelfia (EE UU), Richard Ross, ha pedido disculpas por la detención de dos hombres afroamericanos en un local de Starbucks, un hecho que ocurrió el pasado 12 de abril y que ha provocado numerosas protestas ciudadanas, tanto en el exterior del conocido establecimiento como en redes sociales.

Ross, que es de raza negra, ha defendido el procedimiento de sus oficiales en el incidente pero ha ofrecido disculpas a los afectados. Con la frase "fallé miserablemente", y cabizbajo, el jefe de Policía de Filadelfia ha enviado su mensaje a los detenidos.

Rashon Nelson y Donte Robinson, dos jóvenes de raza negra, fueron expulsados de la conocida cafetería por no tomar ninguna consumición. Varios agentes de Policía se personaron y sacaron esposados a ambos. Una clienta grabó un video del momento de la detención y, tras difundirlo en redes sociales, dicho video ha logrado una gran difusión, llegando a hacerse viral.

El suceso se ha convertido en una nueva polémica racial en Estados Unidos.

El propio CEO de Starbucks ha pedido públicamente disculpas. “Starbucks se opone firmemente a la discriminación o al perfil racial", ha asegurado el presidente ejecutivo, Kevin Johnson, en un comunicado, en el que precisa que su intención es reunirse con los hombres para ofrecer una "disculpa cara a cara".

El empleado de Starbucks que el lunes llamó a la Policía después de que dos hombres afromericanos se negaran a abandonar el local ya no trabaja allí, según confirmó un portavoz de la compañía a ABC News.