El empleado de Starbucks que el lunes llamó a la Policía después de que dos hombres afromericanos se negaran a abandonar el local ya no trabaja allí, según confirmó un portavoz de la compañía a ABC News.

El incidente tuvo lugar en Filadelfia el lunes, cuando cinco agentes intervinieron para arrestar a dos hombres que, de acuerdo con los testigos y los vídeos difundidos a través de las redes sociales, no estaban haciendo nada y no oponían resistencia. Las imágenes han desatado una crisis en la cadena, que después del revuelo pidió perdón públicamente en sus redes sociales, en diferentes medios estadounidenses y procedió al despido del manager.

En concreto, fueron los empleados del establecimiento quienes alertaron a la Policía puesto que los hombres no querían irse del local. Minutos antes les habían informado de que no podían utilizar los baños si no consumían nada. Política de empresa. Starbucks se comprometió más tarde a revisar los protocolos para que algo similar no vuelva a ocurrir.