Un agente de Policía Foral realizando una detención
Un agente de Policía Foral realizando una detención POLICÍA FORAL

Agentes de la Policía Foral adscritos a las comisarías de Pamplona y Tafalla han detenido recientemente en Berbinzana a un varón de 34 años por un presunto delito de atentado y amenazas contra agente de la autoridad.

El detenido tenía una orden de alejamiento sobre la localidad que fue anulada temporalmente por un juzgado tafallés para acudir al funeral de un familiar. Por este motivo, una patrulla de Policía Foral se desplazó al lugar para comprobar que no se producían altercados durante la celebración religiosa, ha informado la Policía Foral.

En el exterior de la iglesia se encontraba el posteriormente detenido, que al ver a los agentes se abalanzó sobre uno de ellos. Para evitar molestias al resto de asistentes los policías decidieron pedir refuerzos y esperar al final del funeral para detenerlo. En ese momento, el presunto autor volvió a insultar y amenazar de muerte a los agentes, además de resistirse gravemente a su detención. Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Tafalla.

Por otra parte, agentes de Seguridad Ciudadana han detenido recientemente en Pamplona a un vecino de Olloki de 27 años por un delito de desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad. Los hechos sucedieron en las cercanías de una discoteca en Pamplona, donde el joven estaba provocando altercados con el personal de seguridad y otras personas que se encontraban de fiesta.

Al llegar las patrullas de Policía Foral se mostró en todo momento desafiante, llegando a insultar y amenazar a los agentes, desobedeciendo constantemente sus indicaciones e incluso empujando a los policías. Fue detenido y trasladado a dependencias policiales para continuar con las diligencias, remitidas al Juzgado de Instrucción nº 1 de Pamplona.

Consulta aquí más noticias de Navarra.