Ximo Puig en imagen de archivo
Ximo Puig en imagen de archivo GVA

El 'popular' Luis Barcala se ha convertido este jueves en el nuevo alcalde de la ciudad de Alicante en el pleno de investidura al no alcanzar ninguna candidatura la mayoría absoluta. Barcala ha sumado solo los votos de sus ocho ediles 'populares' y se ha alzado con la vara de mando al ser la formación más votada en las pasadas elecciones de mayo de 2015.

De este modo, el consistorio pasa de nuevo a manos del PP puesto que la alcaldesa en funciones y candidata a la Alcaldía, Eva Montesinos, ha logrado 14 de los 15 votos -de sus exsocios de gobierno Compromís y Guanyar- que necesitaba para que el PSPV siguiera al frente del consistorio. La no adscrita y ex de Podemos, Nerea Belmonte, ha votado en blanco y el no adscrito, Fernando Sepulcre, ha emitido un voto nulo.

Puig, que se encuentra en viaje institucional en Tokio, ha indicado que no conoce lo que ha pasado en la negociación porque no ha estado, pero ha subrayado que las fuerzas progresistas en ningún caso podían aceptar "un chantaje". Así, ha defendido que el PSPV ha actuado "con ética y responsabilidad y el PP ha actuado como siempre".

En este sentido, ha indicado que "no hay ninguna novedad porque hace tiempo se sabía lo que pasaba" y "los ciudadanos tienen que saber que aquí hay un gobierno progresista que gobierna para todos y que no hace trampas".

"NO ES UNA BUENA NOTICIA"

El 'president' considera que los ciudadanos votaron que hubiera un cambio en Alicante en las pasadas municipales y ahora que "por vía de unos y otros, se haya conseguido que vuelva a gobernar el partido que llevó al descrédito a la ciudad por la corrupción masiva no es una buena noticia".

Preguntado por una autocrítica porque la izquierda no ha sido capaz de alcanzar un acuerdo, ha señalado que ya la hicieron y que el resultado fue que la dimisión del alcalde socialista Gabriel Echàvarri -procesado en dos causas judicials- y "eso no pasa en la política española". "Por eso creo que sí que hay una constancia de lo que es la ética para unos y otros", ha dicho.

A partir de esa autocrítica, ha indicado que "los ciudadanos habían votado un progreso y cambio y ahora se ha propiciado lo contrario y hay unos responsables evidentes".

Consulta aquí más noticias de Alicante.