Vicente Nomdedeu, presidente de Ascer
Vicente Nomdedeu, presidente de Ascer EUROPA PRESS

Nomdedéu, que participa en la misión comercial que la Generalitat desarrolla en China y Japón esta semana, ha explicado que están analizando 'in situ' lo que ocurre en el país asiático, el competidor más fuerte del mundo, con una capacidad productiva de 14.000 millones de metros cuadrados y con un 40 por ciento de recursos ociosos, que no se usan.

"El panorama internacional indica que hay capacidad productiva y tecnología por lo que hay que saber medir como está la situación con todos los jugadores que hay en el mundo", ha relatado y ha señalado que en los últimos años las exportaciones de China han pasado de un 15 a un 50 por ciento y también han surgido amenazas para un futuro próximo en el sector de lugares como India, Pakistán o Indonesia.

En los últimos años, las exportaciones españolas a China del sector azulejero han alcanzado los 27 millones y, aunque ha puntualizado que siguen siendo pequeñas, la voluntad de Ascer es incrementar el posicionamiento.

"Actualmente, la marca 'Spain' tiene reconocimiento en China como muchos países del mundo, y todo lo que viene de Europa tiene valor para los productores y consumidores, pero existe una estrategia de defensa para evitar la penetración por lo que los productos españoles no entran como quisieran", ha indicado y ha señalado que a corto plazo "hay que ser capaces de desarrollar una estrategia de cómo entrar en el país, donde hay una clase media muy importante que está aumentando y un 40 por ciento de ricos".

Ha señalado que la producción china tiene el precio y las economías a escala y su objetivo es claro, competir a coste, por lo que ha abogado por "apostar por la innovación permanente y por la calidad". "Es mejor que no copien que estar copiando", ha dicho para indicar que "en España se siguen dos estrategias, el coste y la diferenciación y ambas han funcionado bien en época de crisis".

Consulta aquí más noticias de Valencia.