Guardia Civil
Guardia Civil GUARDIA CIVIL

La investigación llevada a cabo por la Guardia Civil se inició a raíz de la denuncia presentada por el propietario de un establecimiento comercial de Alía cuando el pasado mes de marzo sufrió un robo con fuerza en el interior de su negocio.

Así, eran las 04,15 horas de la madrugada cuando, dispuesto el denunciante a entrar en su local e iniciar la jornada de trabajo, oyó ruidos provenientes del interior.

Una vez abierta la puerta, se percató de que alguien corría por el tejado por lo que salió a la calle con el objeto de identificar a esa persona, aunque no pudo conseguirlo.

Al lugar de los hechos acudió inmediatamente una patrulla de la Guardia Civil tras recibir aviso del robo por parte de la Central Operativa de la Comandancia.

El perjudicado informó a la Guardia Civil de que tras el robo en la puerta de su negocio se hallaba un perro de color negro que daba vueltas por los alrededores como buscando a su dueño y que permanecía en el lugar sin querer marcharse.

En este sentido, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa, el denunciante reconoció perfectamente al perro, cuyo propietario era un "conocido vecino de la localidad con numerosos antecedentes policiales".

Continuadas las labores de investigación para el esclarecimiento del robo, la Guardia Civil recogió el testimonio de varios comerciantes de la localidad, los cuales coinciden en afirmar que, días posteriores al robo, el dueño del perro se había presentado en sus negocios y había realizado compras y efectuado "pagos generosos con gran cantidad de dinero en monedas", que además ha pretendido cambiar por billetes.

Asimismo, en uno de los establecimientos de la localidad, fue localizado un billete de 5 euros supuestamente sustraído del comercio, que había sido entregado días antes para su cambio por el supuesto autor del robo, billete que el denunciante reconoció, sin duda alguna, como de su propiedad, pues presentaba roturas e imperfecciones muy características, y lo guardaba para cambiarlo en el banco dado su estado de deterioro.

La inspección ocular practicada en el establecimiento junto con el resto de datos obtenidos en la investigación, han permitido a la Guardia Civil, localizar y detener al supuesto autor del robo el pasado día 12 de abril, tratándose de un vecino de la localidad que ha sido puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.